27/4/10

Desde mi soledad serena

Desde mi soledad serena,
la más limpia y pura
de las soledades,
se ve el mundo cotidiano
en invertido
y la noche
con sus sombras acechando
se vuelve
una experiencia llena
de magia,
estrellas mudas
que se tornan veleidades.

Cada piedra
antes inerte,
cobra sentido
porque significa un paso,
un paso más en el sendero
sin restas,
sin divisiones,
sin respuestas,
sin destino...
sin tener que pensar
en otra cosa
que no sea la nueva senda
que se suma al abrazo
de las ramas de mi sauce.

1 comentario:

Mayde Molina dijo...

que cierto, todo cuanto dices de esa soledad que a veces nos encoje el alma bajo estrellas mudas...y a veces, sin embargo, yo siento que se hace necesaria y que nos ayuda a sacar de nuestros adentros cosas tan hermosas como este poema que escribiste en una de tus soledades,
es precioso de verdad,
un beso