9/4/10

El destino de la rosa

La rosa soñaba con ser la rosa
que adorna una fiesta, que prende amores,
regalo precioso de entre las flores
que aprecia tu boca cuando se posa.

La rosa soñaba con ser amada,
con ser una diva, con ser poeta,
escribir para ti una saeta,
pasión en cada verso cautivada .

Murió la rosa blanca ese verano
después de que una niña la cortara
y de sus dedos sangre le naciera.

Su padre la llevaba en una mano
que inerte y fría ella acariciara
en ese último adiós que así le diera.

No hay comentarios: