11/4/10

Tu grito

No te conozco.
Pero te entiendo.
Yo ...lo escucho.
Yo puedo oír tu grito
        a menudo.
Unas veces se viste de poeta,
otras de vacío en una foto,
de lectura de un libro en un vídeo,
de hiperactividad creativa,
de miradas al espejo,
de coqueteo en la red,
de estar en todas partes
y no anclar en ninguna.
Otras veces lo encuentro
enredado en el mío,
en el de otros...
Escucho también la voz
de muchos más,
de muchas más...
gente que desconozco
que grita ante ti
y tú ...
no escuchas
porque escuchar
es lágrima.
Y en ese instante
de mi silencio
lloro por ti
sin conocerte,
porque no puedo
mostrarle a nadie
cómo debe darte agua
para aclarar tu voz,
porque es cada uno
solo quien recorre
su camino
y deseo de corazón
que halles un manantial
donde calmar tu sed.

No hay comentarios: