17/5/10

Las cosas claras

Por decirte lo que pienso
fui mil veces abatida.
¡Se levantaron de golpe
tantas fronteras prohibidas...!
Se deslizaron tus manos...
¡ay, tan lejos de las mías!
Y los ríos de mis brazos
fueron a dar a la sima
de la nada y del jamás
que nunca tuve por firma,
dónde terminan mis lágrimas
y comienza mi caída...
(Me gusta el todo,
y el siempre,
y la pasión desmedida...
adoro subir montañas,
excavar en las orillas...)

Me faltaron los regazos
donde el viento me acunaba,
tus dedos entre mi pelo,
tu cuerpo mientras dormías...
me crujieron las arterias,
me escocieron las heridas...

Pero no, no me arrepiento
y no fue piedra la mía
de sólo un solo tropiezo
y darme ya por vencida;
yo seguiré tropezando
aunque me cueste la vida.
Prefiero caminar sola
y morir en tus silencios
a ser devorada viva
por las palabras que, dentro,
me ahogan en cobardía
si no digo lo que pienso.

1 comentario:

Gizela dijo...

Laura más claro imposible.
Mas bello e intenso,también imposible.
Me ha encantado!!!
Me gusta como escribes, eres pasión con letras y dejas en ellas la piel del alma
Me llevo tu enlace, para así poder seguirte, sin despistes.
Un besoteeeeee