12/6/10

Al mal tiempo...

Amanece.
Tengo sueño.
La cafetera se ha roto.
No queda leche,
ni cereales,
ni galletas,
ni un triste zumo
en la nevera.
La última rebanada
de pan de molde
se puso verde.
Así que, sin pensarlo...
me vuelvo a la cama
para desayunarte.
... ... ... ... ... ... ...
Amanece.
No tengo hambre.
Parece que hoy
va a hacer sol.

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Con esa estrategia va a haber sol hasta por la noche.

Besos.

Ian Welden dijo...

Excelente forma de alimentarse.

Abrazo primaveral

íAN

Cecy dijo...

El desayuno de café, leche y cereales.
Puede esperar tranquilamente.
Frente a otro desayuno.

Besos.

Gizela dijo...

Y si tiro todo lo que esta en la nevera, también me consigo un desayuno, de esos, en la cama?
Te dejo, tengo mucho que tirar jajajajaja
Besotesssssss

incal dijo...

tu si que sabes mantener una buena dieta!!!

saludos

Pluma Roja dijo...

Interesante texto. ¿Por qué sería que al día siguiente amaneciste sin hambre?

Precioso.

Saludos cordiales

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Laura:

Algunas veces tomo todo al pie de la letra: espero de verdad tengas algo para desayunarte. Me preocupa, pues la crisis económica mundial nos golpea duro y todo por culpa de los malditos bancos y especuladores de la bolsa de Nueva York.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Daniel dijo...

Bonito escribes...

Un abrazo.
Dani..

Poetiza dijo...

Que delicioso desayuno. Un gusto leerte. Besos, cuidate amiga.

TriniReina dijo...

Como de dice por aquí: "contigo, pan y cebollas"...

Con desayunos así, al menos el deseo, estará bien alimentado. No quiero ni pensar en el talante que, mientras, tendrá el estómago:):)
Como ves, me he levantado de lo menos romántica:)

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre al mal tiempo buena cara... siempre.

Saludos y un abrazo.