1/6/10

Mi puerta rota

Quise dejar
una puerta abierta
para ti,
para siempre,
para que nunca
tuvieras que llamar
al timbre
de mis besos.

Pero tú ...
la cerraste
de un PORTAZO
y ni siquiera
tenías un motivo.

Ahora quiero
cerrar la puerta
para ti,
para todo,
ser puerta cerrada
y corazón entero,
dentro de mí
 =============
X- PROTEGIDA- X
=============
pero ya no funciona bien,
no cierra bien...
y deja pasar tu voz,
tu perfume,
el sonido de tus pasos
cuando se acercan
para luego marcharse.

Los portazos tienen daños
colaterales previsibles.

Pero yo no aprendo
y sigo dejando
puertas abiertas
que dejan pasar
dolor y portazos,
y mis besos
no saben cerrar
sus desconchones.

6 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Y....llegará el día que te des cuenta que hay que cerrarlas y ....ya.

Cariños

Beltrán Laguna dijo...

y lo peor es que para esos desconchones no hay remedios en las ferreterias

muchas gracias por pasarte por mi blog, por tus amables palabras y por agregarme

un abrazo

Pluma Roja dijo...

Hay que aprender a cerrar puertas, pero cuesta mucho, pero llegará el momento que cierres.

Saludos cordiales,

Mayde Molina dijo...

Todas las puertas que nosotras abrimos y ellos nos cierran cretinos, de un portazo... acaban siendo ellos los que se pierden todo cuando podríamos darles, acaban siendo ellos los que nos curan de ellos mismos, con sus portazos y sus malos gestos, niña linda...
besos y feliz día

TORO SALVAJE dijo...

Tantos portazos ya que no los recuerdo.
Pero aquí sigo.

Besos.

-Pato- dijo...

Es mejor que a pesar del portazo hayas tenido la fortaleza de seguir dejando las puertas abiertas, las puertas cerradas para siempre son como tumbas, es posible que no llegue nada malo, pero tampoco llegará nada bueno.
Al dejar la puerta entreabierta, uno nunca sabe ;)

Besos.