16/6/10

Viajes a través de la escritura.

Escribo desde siempre para mí.
En ese largo viaje de la escritura
que inicié en la adolescencia,
me di cuenta de que escribir
aliviaba-  en parte- mi soledad.

Escribo desde hace poco tiempo
para mis amigos, para mi gente.
En el viaje medio de la escritura
que empecé a compartir con ellos
descubrí que escribir para otros
aliviaba -en parte -su soledad.

Escribo desde hace muy poco
para todos, conocidos y desconocidos.
En este corto viaje nuevo de la escritura
he descubierto lo que temía: que nunca
se encuentra el antídoto de la soledad.

Por eso me uno a los solitarios, exóticos,
poetas, artistas y bichos raros que como yo
se afanan en buscar vanos remedios
para lograr que el tiempo
no devore su silencio,
para evitar que el camino
no se alargue a cada paso,
para impedir que las nubes de lluvia
se nos detengan todas justo encima,
para  evitar sufrir cuando se ama...

Y jugamos a descubrir  juntos
toda la verdad, todo lo que existe
en algún rincón habitable
aunque nadie lo haya pisado.

No hay entonces huidas: ambos,
-soledad y poeta- somos uno;
nos necesitamos, nos extrañamos,
nos peleamos, nos sobrevivimos.
Bebemos el uno del otro,
sed inagotable de armonía.

6 comentarios:

Amelia dijo...

Tal vez la respuesta se encuentre en una reunión complutense...

Hermoso, como siempre, Laura.
Y con el dedo bien metido en la llaga.

Besosssss

Jesús Arroyo dijo...

Gracias por apuntarte al III Encuentro de Poesía en Red

My dijo...

escribo porque me duele,
porque las palabras
se me clavan en el pecho,
porque los versos
me asfixian
y no me dejan respirar.

escribo porque cada una
de estas silabas
son plumas para mis alas,
y voy tejiendo cada dia
un trozo más..
con la esperanza
de poder volar muy lejos
y perderme en el olvido,
con el deseo de quedarme
en tu recuerdo
un sólo instante más..

TORO SALVAJE dijo...

Y te doy las gracias por ello.
De corazón.

Besos.

Ian Welden dijo...

Y además lo haces muy bien querida Laura.

un abrazo para la Soledad,

íAN.

Mayde Molina dijo...

Y a tí gracias que lo haces posible,
ese viaje sin cansancio
alma y poeta
derramando limpios los sueños y las vivencias
como cachitos de esperanza azul al despertar...

Y aquí seguiremos todos,
para viajarnos y compartir juntos viaje,
para amigarnos y hacernos entrañables,
para querernos mejor y más
para entregarnos a veces luz,
a veces paz, verdad y calma,
a veces llanto verso a verso

besos y gracias miles niña poeta!!