7/7/10

A todos mis amigos

Durante mucho tiempo fui una y sola.
No hubo dagas ni puñales, pero tampoco
entrañas abiertas ni sueños compartidos.
Los libros eran puerto de mi silencio.

Encontré un alma que creía gemela
y elegí encerrarme en su castillo de colores,
sintiendo en el regazo de las nuevas infancias
como mi carne se abría por dentro,
bendita risa de los primeros años.

Por las noches huía. Todas las noches
de mi vida huyendo hacia arriba.
Buscando todo, buscando nada...
Caminando a saltitos, mirando al cielo,
encontrándome estrellas que no me querían
sino como esclava callada de sus reflejos.
Y la luna, mi luna, se hacía incómoda
en su cara resbaladiza y  áspera.

Entonces, decidí dejar de buscar
lo que quiera que fuera que estuviera buscando,
tanto tiempo revolviendo mi presente
que ya había olvidado el motivo
que me incitó a volar desde el primer día.

Y del bosque callado de mi rutina
comenzasteis a brotar mágicamente;
y supe que siempre habíais estado,
aún cuando yo me empeñaba
en seguir las estelas engañosas
de los cometas y ponerles mi nombre.

Y cada día, abiertos el corazón y los brazos
siguen brotando flores que me embellecen.

A todos mis amigos.... GRACIAS.

Por caminar conmigo aceptando mis rarezas,
abrazando mis tristezas, soñando mis sueños,
riendo mis risas, cubriendo mis faltas...
haciendo de mí una persona mejor
que  ríe con el mundo y lo disfruta...

13 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Hola, gracias a ti también por compartir todas esas cosas bellas que compartes.

Te dije que tengo un trabajo pendiente, pero mira, no puedo dejar de entrar a Blogger, me distraigo un momento y regreso.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

:)

Me alegro muchísimo por ti.

Besos.

Poetiza dijo...

Hermoso Laura, hermoso tu sentir en letras amiga. Besos, cuidate mucho.

Mayde Molina dijo...

Gracias a ti Laura,
y al cielo,
y al aire,
y a la magia
a todo aquello,
que hizo posible que nos encontrásemos y así se uniesen nuestros lazos, palabra a palabra.

Besos y feliz día

Hoba W. dijo...

Caminar a tu lado es un placer, Laura..enriqueces (a) cada paso..

Un beso

Anónimo dijo...

Tus versos calientan el corazón, alimentos del alma, luz en la noche, y dan consuelo a los labios más fríos.

Firmado: El Alma Atormentada de Georges Orwell.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada amiga Laura:

Qué tierno y comunicativo poema! Te felicito y sigamos adelante dándonos ánimo en este peregrinar y siempre repito lo que decía mi padre: "La vida es bella, los feos somos nosotros". Por supuesto, con dama tan buena y sensata como tú, nos pones todo bello en nuestra existencia.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

José Ramón dijo...

Gracias por sus amables comentarios siempre que pasas por el blog puede pasar a recoger un regalo para vos que tiene en Abstracción textos y Reflexión
Enhorabuena.
Un Cordial Saludos de José Ramón

MiLaGroS dijo...

Precioso. Tiene que ser una gozada ser amiga tuya no solo virtual. Eres una mujer muy especial y cada dia me gusta mas como escribes. Muchos besos

Anónimo dijo...

Querida Laura: llevo más de una semana sin entrar al correo y como siempre ahí está algo tuyo, que anima, alegra, distrae y llena el corazón de buenos sentimientos y de esa amistad que nos une. Ya veo que con el descanso del trabajo estás mucho más inspirada o al menos tienes más tiempo de plasmar tus sentimientos. Me alegro por lo que me va a distraer y hacer disfrutar todo lo que has escrito en estos días. Gracias con todo mi cariño y mi admiración Besos y un fuerte abrazo Mari Tere

Anónimo dijo...

Que gusto da, marcharse de vacaciones bien lejos ,pero saber que ahí está ese blog que no descansa,con una Laura detrás acordándose de que sus amigos y seguidores necesitan de sus poemas para seguir recibiendo su cariño y buenas vibraciones.Me siento importante siendo tu amiga.Besos

Amelia Díaz dijo...

Te quiero, preciosa.

mll69@yahoo.es dijo...

Hola,Laura
He regresado hace un rato del
"Evento", contenta y feliz porque al fín ha llegado y, casi, pasado.
Me parecía imposible poder asistir,
pendiente, como estaba del estado de salud de mi madre. Pero ya ha pasado y el día está siendo maravilloso para mí. Hemos celebrado una comida con los compañeros. Todo genial.
Al llegar he visto tu presto y cariñoso mensaje y,mientras descansaba, he leído y envidiado alguno de tus poemas, prodigios hechos con las palabras... Fascinantes... Un beso M. Carmen