23/7/10

Un sueño

Camino por el monte...¡ Me gusta tanto hacerlo!
Se me brindan cada día  caminos nuevos.
Mis ojos no descansan entre tanto misterio
de flores imposibles y acróbatas insectos .

Hace calor, y el agua se ha ido consumiendo.
Descubro un roble inmenso de sombra solidaria
y me dicta el cansancio que acomode mi cuerpo
contra su viejo tronco para soñar con playas,
cataratas, arroyos, aguas zigzagueantes o riachuelos.

Entonces...oigo el agua que corre no muy lejos
y mi cuerpo la sigue poseso y mi oído la baila
al compás de la sed que me moja por dentro.

Hay  un pequeño río escondido y sereno
que rebosa hermosura y canturrea ameno
y me invita a ser parte de su fresco silencio.

Y allá que sin pensarlo, de todo me desprendo
y gime en la delicia la desnudez del cuerpo.

Con los ojos cerrados imagino un velero
y el sol que me acaricia  todos los derroteros.

Mis brazos, como alas, entre sueños extiendo;
las bato con tal fuerza que siento que me elevo.
Me sobresalta un roce: ¡Tus dedos en mis dedos!.

No tengas miedo -dices-, que yo soy sólo un sueño.
Y juntos, en el agua sellamos nuestros cuerpos,
el agua corre libre mojando nuestros besos,
la voz con que te llamo te paraliza entero
suspirando melodías de amor y fuego eterno.
Mi sed está saciada, y el eco de tu cuerpo
vaciándose en el mío me llevo de recuerdo.

Mientras regreso a casa te busco sin quererlo,
mi oído afino vivo, con la mirada acecho...
pero no,  tú ya no estás, porque sólo fue un sueño.

12 comentarios:

Cecy dijo...

Hay sueños que son lindos.
Como este tuyo.

Mas me senti soñar un rato con mi sueño.
Que lindo escribes.

Besos.

artadi dijo...

Hay veces que los sueños, mueven más voluntades que la realidad.
Gracias por tu comentario, en mi blog.
Un saludo.

Pluma Roja dijo...

Estos sueños nos dejarán calvas.

Saludos cordiales,

besos Laurita.

Javi Caro dijo...

qué buen rollo desprendes, me gusta! besos

Poetiza dijo...

Laura, que bello es soñar, que bello sueño el tuyo. Besos, cuidate amiga.

TORO SALVAJE dijo...

Un sueño hecho poema.
Un poema bello como un paraíso.
Corre, vuelve a dormirte... y luego nos lo cuentas.

Besos.

Elisa Berna Martínez dijo...

La melancolía nos juega esas malas pasadas quizá, pero seguro que mereció la pena ese sueño!! Un abrazo!

-Pato- dijo...

Los sueños tienen ese encanto de tenernos como en otra vida, viviendo otra posibilidad, abriendo puertas que despiertos dudaríamos o tardaríamos en encontrar.

Laura, quiero pedirte permiso para leer un par de poemas tuyos y recomendar tu blog en mi programa de radio, el programa es el sábado a las 19 Hs (hora argentina), espero tu respuesta y si querés escucharlo es fácil de encontrar la radio en mi blog, es la chica de colores naranjas al inicio de la página :)

Espero tu respuesta, besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los sueños debieran de hacerse realidad, aunque solamente fuera uno. Este mundo sería mejor.

Saludos y un abrazo.

Noray dijo...

En ese velero navega mi sueño
en busca de mar de la realidad.


Es un placer leerte.



Un fuerte abrazo

Ian Welden dijo...

La descripción de ese paisaje tan pastoril y bucólico me estremece por su fuerza y su realidad.
Es una lástima que la hermosa sensualidad de tu encuentro con él sea abortada por un cruel despertar a la vida cotidiana.

Abrazos y besos.

íAN.

Anónimo dijo...

Este sueño seguro que ha sido en algún momento realidad y lo está siendo para todos los que lo leemos y lo disfrutamos porque yo al menos lo hago mío y lo disfruto. Besos MT