12/8/10

Depredador en la red

Tengo que avisarte, amiga, de que te acecha.
Es un ser metódico y cruel en su cortejo
y deja heridas de muerte en los corazones
que generan siempre un antes y un después.

Primero viene, es natural,  el avistamiento.
Con su mirada de águila divisa su presa,
aquella que resulta diferente entre las demás,
la más bella por dentro y si puede ser, por fuera,
que la carne es más tierna cuando es bonita.
La observa sigilosamente y despliega ante ella
un vuelo magnificente que la cautiva y embelesa.

Después se asegura de que tú eres sensible,
soñadora, comprensiva, dulce, cariñosa...
lo suficiente para que cuando te tome
implacable, astuto y feroz entre sus garras
sufras sin remedio el Síndrome de Estocolmo
y lo comprendas todo y le sientas en ti
como si fueras tú misma la despiadada.

La tercera parte es la más hermosa;
disfrútala si te llegó tarde mi aviso.
Comienza a embaucarte con sus palabras
divinas y susurra en tu oído pasiones
que nunca imaginaste que existían,
y vives en una nube de ensueño mágico
donde tu adolescencia renace eterna
y el calor de tu cuerpo se regenera,
reavivando el deseo más dormido.

Y cuando todo tu mundo está preparado,
toda abierta tú en cuerpo, alma y corazón,
cuando has bajado las barreras del miedo,
cuando has creído besar el techo del cielo
en lo más profundo de su envolvente ser,
cuando estás segura de que toda tu vida
estaba destinada hacia ese encuentro...
entonces desaparece
                      en un silencio inexplicable.

Y tú te pasas el resto de tu vida
buscándole un motivo a su abandono,
llorando sobre su soberbia ausencia,
tejiéndole puentes con palabras de perdón,
buscando una razón que se sostenga,
analizando uno a uno cada recuerdo
para encontrar respuesta a su adiós.

Y comienzas ahora tú a ser la observadora.
Y reconoces su acecho a tantas otras
y te sientes en el  deber de advertirlas
aunque es tan grande su poder seductor
que sabes que no va  a servir de nada.

Es un corazón roto que colecciona
pedazos de alma ensangrentados
con los que llenar su ego herido,
al que sólo le dañaría tu indiferencia.

Y nunca alguien a quien se ha querido
nos puede ser del todo indiferente.

18 comentarios:

TriniReina dijo...

Depredadores así, los hay a "manojitos".
Qué el dios de la red, si es que existe, nos libre de ellos.

No. La indiferencia no casa con el que amó...

Besos

MURIOLAMAGIA dijo...

Depredadores...?
Tambien las hay depredadoras.
Mujeres que se saben hermosas en la carne y hermosas en su forma de llegar a la mente y consiguen....que aquel que creyó en sus palabras...llegue un dia y maldiga su insensatez y no haberse rodeado de captus que impidieran el contacto.
Sí, tienes razón. Uno ama y el corazón nunca se queda indiferente y sabes...? duele como el demonio.

-Pato- dijo...

Ni un punto ni una coma de mas, así es, hay depredadores en la red, también hemos de aprender a cuidarnos de ellos.

Está muy bien avisar a los amigos.
Besos.

plinnn... dijo...

Los problemas de ego dan mucho la lata, mejor no mirarnos mucho el ombligo, muy feliz díaaaaaaa:)) muacssssss

Sneyder dijo...

Depredadores los hay en todas partes…en la red abundan…
Me gustó como lo escribiste.

Cuando estás segura de que toda tu vida
estaba destinada hacia ese encuentro...
entonces desaparece
en un silencio inexplicable.

Un beso

Pluma Roja dijo...

Ufffff, querida. Me has dado directamente en el corazón. ¡Depredadores! Espero reconocerlos en el momento en que me avisten. Aunque suene petulante podemos ser víctimas fáciles de un depredador.

Gracias por la advertencia. Quizás ya un poco tarde. Besos.

Reina de Camelot♥ dijo...

Buenisima entrada...los hay de todas formas y hay que estar alertas!!!!
Un besito y gracias por la data!
San♥

Mayde Molina dijo...

Diosss, espero no caer nunca en esas garras y sí alguna vez hubiese un asomo de ello, avisadme, rescatarme, bajadme de los falsos cielos.

Besos

Gizela dijo...

DIOS MIÓ!!!!
Espero que esto sea producto de la creatividad!!!! jajajaja
Porque pensarlo en vivo y directo...da escalofríos...
Pero sabes Laurita?
No sólo en la red...hay depredadores en la vida
Seres que sólo se acercan para alimentar su ego
Su vida es tan vacía y fatua...que sólo así logran sobrevivir
BESOTESSSSSSSS

Cecy dijo...

Gracias por avisar.
De cualquier manera esos están en todos lados.
Hay que estar muy alerta.
Sobre todo si sos sensible y soñadora.
Je.
Excelente Laura.
Besos.

Eleme dijo...

Gracias, es que la red puede atrapar a quien nada desprevenido(a) entre corales de ilusión. Me gustó mucho, gracias por tu poema, Laura.

Anónimo dijo...

Hay un MJ que calza perfecto en la descripción de cada paso que vas dando en este poema, casi denuncia. Así que vale cuidarse de alguien que lleve esas iniciales.

Poetiza dijo...

Laura, que lindo poema. Hay que navegar por la red con suma precaucion, no solo depredadores podemos encontrarnos aqui.Besos, cuidate.

ana sáenz dijo...

detrás de una pantalla puede haber cualquier clase de persona, pero no solo pasa en internet

un abrazo

Manuel dijo...

No se puede amar a quien no se conoce...

Abuela Ciber dijo...

Que los hay...los hay en muchisimos lugars, saber oir ayuda.

Cariños

bixen dijo...

Todo lo que sucede en la Red, ocurre en la vida real y viceversa. Depredador y presa lo son aquí y allá inexorablemente.

MiLaGroS dijo...

A mi me ha impresionado mucho este tema. Y os pediría algo a todas las mujeres. No podemos decir nombres pero si los intuimos dejemos de escribir en sus blogs
Asi quedarán descubiertos.

Creo que lo merecen.

Que se vayan al Meeting. Los poetas somos mucho mas sensibles que el resto y merecemos una atmósfera pura y estos depredadores la contaminan.