4/8/10

Ella no existe

   ¡ Ay, poeta!
La mujer que tú buscas
     ya no existe;
creció deprisa contigo,
  entre tus brazos,
 despertando contigo
      a la vida,
rindiéndose a tus poemas
  hace mucho tiempo
-¡ qué deprisa pasaba
  entonces el tiempo !-
y voló muy lejos de ti,
tan herida y  frágil
como tú mismo.

Aquella que una vez
fue nido de tu besos
formando parte de tu piel,
ya  no te llora;
se fue segura y triste,
con la ilusión arrebatada
y el corazón roto...
y ya nunca te sueña,
porque tampoco  tú
eres ahora aquel hombre
que entonces eras.

La mujer tú buscas
se ha ido para siempre,
ya no es la misma
desde aquel adiós
sopesado y eterno
y no vas a encontrarla
dentro de ningún cuerpo
que se te entregue ahora.
La clonación ,en materia
de amor, no sirve.

Para llenar otra vez tu corazón,
primero debes vaciarlo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

laura muy hermosas tu poesias me gusta como escribes. y la delicadeza y la calidez que le pones a cada palabra besos carlos

Pluma Roja dijo...

Me quedo pensando qué decir, pienso y pienso, querida Laura, es tan profundo el sentimiento que me inspira tu poesía, no se pero me identifico con ella, con todos tus poemas. Son tan humanos sin ningún rebuscamiento, y expresados con tanta sensibilidad y sabiduría, que pienso y pienso que decir. Me encantó amiga.

Saludos cordiales.

TORO SALVAJE dijo...

Todo cambia.
Por muy injusto que a veces nos parezca.
Uno mira atrás, a su infancia, adolescencia o juventud y que queda de aquellos sentimientos que parecían sagrados, eternos e inmutables?
NADA.

Como no quedará de nosotros nada.

Besos.

Amelia Díaz dijo...

Este...este no lo puedo comentar.

Sólo decirte la gran poeta que eres, querida amiga.

-Pato- dijo...

Creo que ese dejar de ser esto que somos es parte del movimiento de la vida.
Nadie es in eternum la misma persona, somos seres en evolución constante. Es cierto que muchas cosas quisiéramos que fueran para siempre, pero ya somos grandes y sabemos que no lo son. Del mismo modo que otras cosas que no nos gustan tanto, sabemos que también pasan.
LO importante es poder vivir esos buenos momentos intensamente, saborear el amor cuando está, no dejar pasar la vida como si fuera un trencito de juguete.

Mirá todo lo que me hiciste sentir y pensar con tu poema Laura!

aLba * dijo...

ELLA si existe!

Cecy dijo...

Todo en movimiento, ya al despertarnos parecemos distintos desde el momento que se nos va presentando la vida de formas distintas aunque a veces pareciera que no pasa nada. Y si pasa, cambia y cuando volteas a ver, ya has cambiado.

Lindo Laura.
Besos.

Javi Caro dijo...

Verdad verdadera que casi nunca cumplimos, ya que con ese elemento vacío poco se puede vivir. Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pero si no existe habrá que inventarla, o hacer que regrese...


Saludos y un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada amiga:

Lamento que en estas situaciones el tren pasa una sola vez, no es un ciclo, cómo deseáramos que así fuera! Mas no: si no aprovechamos intensamente lo vivido, por más nostalgia y arrepentimiento nos cause después –cuando es demasiado tarde-, ya no hay segundas partes, ni nuevas oportunidades... Solo callar y esperar a no cometer el mismo error de no haber puesto atención a lo que no sabíamos, por ignorancia o inexperiencia, era único.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Abuela Ciber dijo...

Precioso lo que has compartido.

Los cambios se realizan a traves de los días.

La musa inspiradora ,coqueta, a veces es difusa.

Cariños

Meri Pas Blanquer dijo...

Hay cosas que no tienen billete de regreso... qué razón tienes amiga. Todo se transforma y nunca volverá aquello que un día latía con fuerza.

Besos