9/8/10

Espinas blancas

Llevaba una vida dentro y vestía rosas blancas
desde la punta de sus pies hasta la coronilla.
Todo su cuerpo era una sonrisa ondulada
que crecía a la par que su vientre sereno.
Volaba cometas de plumas entre sus manos,
vertía cuentos al aire que se posaban
en los diminutos oídos en formación,
tejía algodones de azúcar para taparlo
y cantaba durante casi todo el día ,
invitando al sueño eterno de la felicidad.
Burlaba la noche las horas en su regazo
acariciando su cima de oro sagrado,
su tesoro incipiente, su  heredero.

Vestido de blanca madera y agua de su mar
lo vio un día de agosto por primera y última vez.
Se lo arrebató un conductor ebrio que buscaba
la muerte en la carretera camino a la nada.

10 comentarios:

Cecy dijo...

Ay! Así te arrebatan la vida y te dejan mirando la nada.
Terrible.

Un abrazo Laura.

Pluma Roja dijo...

¿Qué triste no? Saludos cordiales mi querida Laura.

Hasta pronto.

MURIOLAMAGIA dijo...

Querida Laura.
Ahora eres tu quien escribe desgarradamente.No se si te toca de cerca porque creo que...ese dolor...tiene que ser el dolor mas insoportable de cuantos dolores puerda padecer un ser humano.

Mi mejor sonrisa para ti.

Reina de Camelot♥ dijo...

Un amigo es...
Es el que te demuestra que te quiere
con pequeños detalles cotidianos.
Es quien te escucha y sin estar
de acuerdo contigo, no te juzga.
Es el que te reprocha
que no lo hayas llamado,
demostrándote lo mucho
que le importas.

Feliz semana...

San♥

TORO SALVAJE dijo...

Que tragedia.
Me acabas de recordar una inscripción que leí en un banco de Holland Park en Londres.
Ese parque tiene bancos sufragados por particulares donde pueden poner su nombre y una dedicatoria.
El banco que me has recordado tenía escrita una dedicatoria de unos padres a su hijo atropellado por un conductor que dio positivo al consumo de drogas y alcohol.
Me conmovió.

Besos.

TriniReina dijo...

La primera estrofa del poema es muy dulce, serena. Luego, la segunda te impacta y te deja muy triste. Es como pasar de golpe del sueño a la realidad.

Besos

Meri Pas Blanquer dijo...

Qué impactante mujer, las ilusiones arrebatadas, qué triste y qué bien lo has contado Laura.

Besitos.

Gizela dijo...

Ayyy Laurita, ni sé que decirte!!
Eres poeta de verdad...yo no hubiese podido arrancarle a tanto dolor, versos para un poema.
Besos amiga y mejor semana.
Gizz

Eleme dijo...

Es un poema muy hermoso, siento el ensueño de los versos recreando a una madre y una tragedia. Muy lindo. Gracias por tu poema.

Abuela Ciber dijo...

Tristeza infinita que lleva a dejarse ir tras el ser arrebatado.

Te dejo mis cariños con el deseo que, a pesar de todo, tengas una buena semana

"Nunca se da tanto como cuando se dan esperanzas.

Anatole France"