11/8/10

Necesito " ir de locos"

Esta noche no necesito letras ni notas,
no necesito tampoco fraguar conversaciones
con la luna, ni beber estrellas fugaces
ni salir a descubrir ningún lugar sin nombre.

No necesito vagabundear por las calles,
buscándome a mí misma entre la gente,
ni perderme en el bullicio de un mercado,
ni  sentir el agua de ese mar bajo mis pies.

Esta noche necesito " irme de locos",
saciarme de locura y de excentricidades,
vaciar los bolsillos de mi cordura
y hacer auto-stop hacia la nada,
desconectar los cables de mi mente
durante unas horas, las que dure el deseo
de estar en la isla de mis silencios afónicos,
los que siempre me gritan y no consigo oír.

Quiero volver a dibujar corazones en los cristales
y obedecer sin reflexiones mis impulsos de ser el beso,
de ser la risa , el sexo, el túnel, las alas o el puente;
visitar aquel castillo enorme donde me encuentro
vacía y sola, vaciada y asolada, aislada del mundo
 y de lo correcto, aislada del orden y la templanza,
esperando mañanas y soles que nunca llegan;
provocar la tormenta y mezclarme con ella
para hacerme río de una vez y llegar al mar
de delirios compartidos y promesas fugaces
que nunca se cumplen porque no son posibles;
navegar -transitar o habitar - un sueño profundo
que me lleve donde yo quise un día  estar
aunque ese lugar y ese tiempo no existan.

¿ Quién conoce la frontera exacta entre la locura
y la cordura, entre la realidad y el sueño?
¿No son los locos felices y no son los sueños
los paraísos que ansiamos de felicidad?

Locos y durmientes: hacedme vuestra presa.
Me voy con vosotros por unas horas.

10 comentarios:

Darilea dijo...

Una pregunta imposible de responder, esa frontera es como el transparente hilo que separa el horizonte del mar.
Besitos de una cuerda pendida de la locura :-)

artadi dijo...

la frontera solo cree conocerla, quién la marca; pero a mi no me gustan las fronteras.

un saludo Laura.

Javi Caro dijo...

Te gustará la película "Origen" hermana, que descanses!!! besos

MURIOLAMAGIA dijo...

Quien en su cordura no ha sentido el deseo...la necesidad de traspasar esa frontera de la que hablas y con los ojos muy abiertos trapasar todos y cada uno de aquellos topicos que pusieron ante nosotro para que entraramos en la razón de quiene siempre han sido "cuerdos" y no saben que trapasar esas frontera es...
Bueno si quieren saberlo que den el paso y crucen la raya al menos por una vez.

Mi mejor sonrisa para ti

Pluma Roja dijo...

Si de locos se trata, te acompaño amiga, me caería muy perderme en ese mundo maravilloso que nos entregas el día de hoy, y como siempre Laura, con una cascada de palabras nos nos entregas este maravilloso poema.

Saludos cordiales.

Meri Pas Blanquer dijo...

La locura es embriagadoramente sana, dejarse llevar, flotar entre las fronteras de lo prohibido o de lo que nos cuesta tener.

Los instintos a flor de piel no conocen puertas ni obstáculos, se bastan para penetrar en paridisiacos lugares que nos pertenecen en algún momento de la vida.

El arte más brutal y la poesía más delirantemente bella la escriben y la pintan locos magníficos.

¡Un abrazo pleno de locura querida amiga!

Eleme dijo...

Buen descanso para reponer fuerzas y sonrisas. Desconectarse para reposar las ganas de seguir viviendo con calidad. Gracias por tu poema, Laura.

Cecy dijo...

Espérame que me voy contigo.

Un abrazo Laura.

Mayde Molina dijo...

Yo te digo como Cecy, espérame que yo también vengo!
Precioso poema, Laura.
Hoy te diría que la franja entre la locura y la cordura, entre la realidad y el sueño, es casi casi imperceptible, y que a veces hay cuerdos mucho más enfermos que los locos, y a veces realidades más vanas que los sueños.

Feliz tarde noche, niña

TriniReina dijo...

Visto tal como lo ves, yo también ansío "ir de locos" Irme...

Besos