17/9/10

Agrandando el mar

Qué sensación más extraña
es llorar en el mar.
Mezclar tu sal
con la sal del mundo
y hacerlas una,
confundir tristezas,
entregándole lágrimas
para que se haga más fuerte,
sabiendo que una sola gota
desprendida de tus ojos
no vale apenas nada
en la inmensidad
de tanto sufrimiento.

19 comentarios:

Ian Welden dijo...

Tal vez aquella gota insignificante sea la semilla más propicia para aliviar las penas de todo el mundo.

Tal vez, quién sabe...

Abrazos otoñales,

Ian.

TORO SALVAJE dijo...

Lágrimas, tristeza y sufrimiento en un poema espléndido.

Que bella es la tristeza cuando se escribe bien.

Besos.

Estrella Altair dijo...

Hola poeta medio india, ja,ja, ja.

Es tambien bonito tu poema como todos,

pero..

por que en la inmensidad de tanto sufrimiento y no en la inmensidad de tanta posibilidad de ser feliz...y de eternidad, y de amor y de ...

... vaya pasión?????

es un pero sin importancia

pero

ya me conoces..

Besos Laurita

Anónimo dijo...

Me encanta la idea de poder contribuir a hacer más grande el mar, pero no me gusta tener que llorar de pena para que eso se realice;aunque también pueden ser lágrimas de alegría y felicidad y esa felicidad se reparta por todo el mundo. Besos. R.L.

Anónimo dijo...

Cuando vi el mar por primera vez llore, hoy al leer tu poema, siento el recuerdo de aquella tarde. Que feliz me haces,Laura.

Liliana G. dijo...

Muy bueno, Laura, hay sentimientos tan fuertes que tienen la fuerza del mar, entre ellos la tristeza.

Me encantó ;)

Besotes.

Cecy dijo...

Si es una sensación extraña.
Pero si me lo permites te acompaño.
Quizas sea menos triste.

Un abrazo Laura!

Soy beatriz dijo...

El mar no sería el mismo sin esa gota de agua salada. Sin esa lágrima.
Bello poema Lau..
Parece que la sensibilidad a ultranza se está apoderando de las letras de muchos de mis amigos blogueros... y ya estoy más que sensible...Bienaventurados los poemas cargados de sentimientos como el tuyo.
Un abrazo grande y muy lindo finde!!!

Pluma Roja dijo...

Bellísimo poema.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

bixen dijo...

"El simple aleteo de una mariposa, puede desencadenar un huracán en el otro extremo del mundo"

TriniReina dijo...

Quizás esa gota no valga nada en la inmensidad del sufrimiento general, pero cuánto alivia el interno...

Se puede llorar agusto frente al mar. Sí, muy a gusto.

Besos

María Jesús Verdú dijo...

Bueno, pues será cuestión de dejar atrás tanto sufrimiento. Me agradó el poema. Un placer leerte en esta mañana de sábado.

Ricardo Miñana dijo...

Pues aunque parezca extraño al menos en el mar ahogas las penas,
un placer pasar a leerte.

Que tengas un feliz fin de semaana.
un abrazo.

-Pato- dijo...

No sé qué botón tocás en mi cabecita loca Laura, pero cada poema tuyo funciona como un disparador dentro de mi.

Me asaltan imágenes, sensaciones, recuerdos, historias...Es fantástico, tu poesía es como la gotita que rebalsa el mar de mi imaginación.

Besos.

Gizela dijo...

UFFFF!!!! Y con cuantas gotas, hemos contribuido a agrandarlo, cuando nos da por sufrir...
Lloramos en el mar, y suspiramos taladrando la luna a punta de preguntas y sollozos...
¿Sé nota que he llorado? jajajaja
Besotesss caraqueños poeta!!!!!

Sneyder dijo...

Un poema lleno de sentimientos con la fuerza del mar.
Esas lágrimas vertidas al mar se vuelven caricias ante el sufrimiento...

Un beso

La sonrisa de Hiperión dijo...

N me gustan los poemas húmedos de lágrimas... me gusta mñas la reveldía, la valentía... pero no siempre está el mundo para valientes...

Saludos y un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Lagrimas que nos sirven para empequeñecer pesares intensos.

Cariños y gracias por tus visitas y hermosos sentires que siempre viertes en ellas.

Un abrazo

Poetiza dijo...

Tristes y bellas letras. Te dejo un beso, cuidate.,