11/9/10

Sonetos de la luna al sol I y II


                                               I

Ahora que mi tierra está labrada
y sé que nadie es omnipotente,
ahora que has llegado a  mi presente...
deseo que naufragues en mi almohada.

Ahora que mi vida está asentada
y los problemas son algo corriente,
ahora que camino lentamente
quisiera ser, de tu alma, la balada.

¿Cuándo será el momento en que yo vea
cumplido nuestro sueño de locura
sentados frente a frente donde sea?

Si de algo en esta vida estoy segura
es de que – aunque la cosa pinte fea-
me entregaré algún día a tu ternura.


                               II


Ahora que mi nieve está dorada
(matices de fulgor omnipotente
que impregnan silenciosos mi presente),
deseo que naufragues en mi almohada.

Ahora que mi mente se serena
( frontal evanescencia de la vida
que pierde la noción de la salida),
quisiera exterminar toda mi pena.

¿ Cuándo será el momento de que vea
cumplido nuestro sueño de hermosura,
sentados frente a frente donde sea?

Si de algo en esta vida estoy segura
es de que -aunque la cosa pinte fea-
me entregaré algún día a tu locura.

18 comentarios:

Noray dijo...

Sí, sin duda, más vale un sólo día de locura que toda la vida flotando a la deriva de la anodina cordura.



Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

El tiempo pasa, las penas se superan, el sol renace y el miedo termina. Algún día, caemos en locura.

Saludos cordiales Laura.

Precioso.

TriniReina dijo...

Uno siempre es pos del otro, deseandose y sin el consuelo del abrazo...

Enhorabuena por el soneto.

Besos

Elena Lechuga dijo...

Me uno a Trini Reina; enhorabuena por el soneto

bixen dijo...

Quiero ser satélite;
volvamos las tornas.
Tú, mi estrella celeste;
Sol que eclipsa ascuas lunas.

P.D.: Me siento como un extintor en el Guggenheim, pero y si...

TORO SALVAJE dijo...

Bendita locura esa que mueve el mundo a diario.

Bonito soneto.

Besos.

plinnn... dijo...

locuras y besos curan :))

Amelia Díaz dijo...

AMÉN, amiga!!!

Besos desde Lyon...y cada vez más cerca...

Javier dijo...

No me gustan demasiado los sonetos, quizás sean cuestiones personales. Aunque amo a Quevedo, pero eso es otra historia.

De todas formas, me gusta lo que dices.

Saludos.

MiLaGroS dijo...

Que genial Laura. Me encanta el final. Un abrazo grande

Carmela Rey dijo...

Deberíamos de unirnos a esa locura siempre. Bendita locura y hermoso soneto.
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Poemas y métricas de otros tiempos, que siempre es tan actual como la vida misma...

Saludos y un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Laura:

Vengo a ponerme al día con tus poemas y veo se te da de maravilla la expresión antigua en esa excelsa composición del soneto, de un alto valor o el más alto en este estilo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

P.D. Me falta leer vario. Te iré diciendo...

Ian Welden dijo...

Que la locura sea la tabla de salvación de todos los náufragos.

Abrazos y saludos en esta madrugada escandinava.

Ian.

thoti dijo...

.. la nieve acumula la experiencia de lo vivido, por eso, y por una especie de buena y blanca intuición, que sólo ella sabe reflejar, seguro que entiende y acierta cuando dice que una cosa es segura..

.. un beso hasta tus poemas desanclados..

lemaki dijo...

La nieve dorada me ha encantado: mi frío cálido, color arena del desierto... genial.

La vida pasa y el dolor se esfuma, pierde la intensidad, recuperando lo mejor que hemos vivido... aquella locura, amor sin cordura, imprudente y mucho, mucho cariño y deseo de quererle...

Me gustó muchísimo. Yo también quiero un soneto para aquello que proporciona tanto calor y luz.

saludos.

Jose A Pastor Moreno dijo...

Precioso soneto de esperanza

Saludos

solete dijo...

Respuesta:

"Salte
y te..."