8/9/10

Intenciones

Tengo que llenarte el horizonte de sonrisas,
para que vuelen los pájaros de tu cabeza
hasta el rincón dormido donde habito
y me despierten alegres de mi pereza.

Tengo que bordarte con hilos de cariño
el terciopelo azul de tu cielo estrellado,
para perdernos después en lo inmenso juntos
y  contemplar el mar a nuestros pies, alejado.

Tengo que decirte amor, que eres mi esencia,
decirte que el silencio es más bello en tus ojos,
decirte que me encanta la forma en que colocas
tus manos en la almohada mientras duermes,
que el aire sabe a ti cuando estás cerca,
que me estremece el roce de tus labios...
decirte que amanezco sintiéndote en mi vientre,
que me embriaga tu voz susurrando en la noche,
que si te digo vete, te estoy diciendo ven.

Tengo que...
                   tengo que...
                                        lo haré mañana.

Sobre tu  lápida gris hacen un río herido hoy
las cosas que tenía que decirte y que no dije,
y todas esas cosas que quedaron por hacer
para expresarte con actos todo lo que te amo.

Si tu corazón lo grita, nunca calles un te quiero.
Si tus labios lo buscan, nunca evites un beso.
Si tus brazos lo anhelan, nunca guardes un abrazo.
Si tienes algo que hacer o que decir, hazlo ya.
No dejes que la parca te robe esos momentos.

10 comentarios:

Javier dijo...

Hermoso poema.
Sigue enamorada, es un estado envidiable.

"Si los labios lo buscan, nunca evites un beso"

Precioso.

Saludos.

Mistral dijo...

Te dejo toda mi admiración hacia tu forma de sentir y escribir.

Saludos

carmen jiménez dijo...

Veo que has regresado con fuerza. Leo uno tras otro tus poemas hasta llegar a éste, y quiero dejar que mis pájaros vuelen, bordar con hilo de cariño cada letra que te escribo, y decirte compañera que disfruto de tus intenciones.
Hoy no quería que me pillara la parca sin decírtelo.
Nos vemos pronto.
Un beso.

TriniReina dijo...

Muchas veces dejamos, lo verdaderamente importante, para más tarde y, como dices, quizás más tarde, sea nunca...

Besos

Enrique Sabaté dijo...

Como bien dice tu bello poema el amor no tiene espera que el tiempo es corto.

Un abrazo.

ana sáenz dijo...

qué bonito

no lo dejes para mañana díselo hoy, el amor es como las estaciones

un abrazo

Voces etéreas de nocturna escribanía dijo...

para que vuelen los pájaros de tu cabeza
hasta el rincón dormido donde habito
Bello poema,qué llena el "alma"
Un abrazo grande desde Bs As Arg.

ladychena dijo...

No podemos pasarnos la vida pensando en cosas que tenemos que hacer y no hacerlas. Adoro tus poemas Laura.

Azu

lemaki dijo...

Cuando anochece y tibia
una forma de paz se me acerca,
es tu recuerdo pan de siembra, hilo místico, con que mis manos quietas son previsoras para mi corazón.
Diríase: para el ciego lejano
¿qué más dará la espuma, el polvo?
Pero es tu soledad la que puebla mis noches, quien no me deja solo, a punto de morir.
Somos de tal manera multitud silenciosa...

Roque Daton

Hay tanto por hacer que tal vez, no sabemos por donde empezar, continuar y terminar...

me gustó mucho.

saludos.

Soy beatriz dijo...

Muy bonito poema, se respira el amor en él. Y la infaltable humanidad que nos hace callar aquellos que desearíamos gritar. Mañana es tarde, hoy, ahora es el momento. La parca es traicionera y no avisa.
Un abrazo grande y te felicito!!