30/10/10

Atlas

Como Atlas,
sujeto sin moverme
el cielo que tú sueñas,
que amenaza con ceder
sobre nosotros.

Ningún terremoto
puede separar mis pies del suelo,
ni siquiera el más decidido.

Puedo volar y elijo
llevar zapatos.

24 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Es necesario mantener los pies en la tierra. Si puedes volar, hazlo de repente.

Un beso.

Leonel dijo...

Optima elección , Laura, volar con los zapatos, en modo que si caemos, se cae de pie, y bien atacados por tierra.
Un fuerte abrazo.
Leo

incal dijo...

los pies en la tierra,la cabeza en el cielo.
Raíces y frutos conviviendo amorosamente.

Besos.
LUIS

TORO SALVAJE dijo...

Te veo fuerte y sabia.

Indestructible.

Besos.

Elena Lechuga dijo...

Olé, Laura. Pero cuando quieras, sólo tienes que levantar los pies ;)

Besitos de sábado lluvioso

Amelia Díaz dijo...

Y si son rojos y los chocas...MEJOR AÚN!!!

Besos, trilliza!!!

Ricardo Miñana dijo...

Siempre hay que tener los pies en el suelo, muy bonito el poema.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Cuanto pesa el mundo! Dijo el pobre Atlas...

Saludos y un abrazo.

Lobo dijo...

¿Sacrificio?

Cecy dijo...

Es la mejor manera de volar.
Adelante.

Un abrazo!

Soy beatriz dijo...

Hola Lau, que tal tanto tiempo, que aunque no sea tanto, yo lo siento así. Estoy restringida en el uso de la compu y no estoy entrando en todos los blogs amigos.
Hoy me encuentro con este precioso poema.
Tal vez deberías contarme dónde has conseguido zapatos tan fuertes y fieles!!! jaja.

Un abrazote enorme!!!

lemaki dijo...

Llevar zapatos y protegernos de quien nos roza y araña con sus palabras, actitudes y comentarios.

Me gustó mucho.

saludos.

lemaki dijo...

(es un hecho real...). Te das cuenta lo diferentes que somos las personas, me permito esta confianza... lo primero que pensé cuando hoy me lo han contado es: "qué historia tan bonita", pero egoistamente no he pensado en las ex-parejas de ambos.

Muchas gracias por comentar, a pesar de que esta huella que ahora dejo en tu blog no hablen muy bien sobre mi...

saludos.

Ian Welden dijo...

Quisiera poder tener tus zapatos Laura.
Yo a veces vuelo tan alto que las caídas son casi mortales.

Abrazos desde Dinamarca que lucha contra la ley de gravedad,

Ian.

Poetiza dijo...

Laura, aunque se pueda volar es mejor tener los pies en la tierra. Un gusto leerte. Besos, cuidate.

Elisa Berna Martínez dijo...

Precioso! El suelo es el mejor lugar para contemplar el sol, no te cortes la raíz.
Un abrazo poeta!

Mayde Molina dijo...

Qué lindura!!, préstame unos de tus zapatos de esos hermana, que estoy hasta los "wins" de Aostiarme desde las alturas...

carmen jiménez dijo...

Esa fina suela que separa el suelo de la piel de los pies, esa fina suela que uno elije ponerse y llevar siempre puesta, es quizá la más firme armadura cuando la tierra se abre de repente. Alzar el vuelo entonces es una tentación para quien tiene alas. Una dulce tentación que vencen unos zapatos bien atados.
Como siempre tu poema inunda mi cabeza de imágenes, de posibilidades, de vida auténtica hecha poesía.
Un abrazo bien apretadito.

ana sáenz dijo...

si vas a volar con zapatos, que sean rojos y de tacón, antes muerta que sencilla ;)

un abrazo

Anónimo dijo...

¡Que fuerza y que amor ese de Atlas, de querer dar seguridad y protección al ser amado!
¡Precioso poema!Besos.R.L.

Marcos Callau dijo...

Estupendo Laura. Te he encontrado en "El viejo bar olvidado" y se me ha ocurrido invitarte a un café jeje. La verdad es que he entrado en tu blog y me ha gustado mucho. Este poema, sobretodo, me gusta por lo amenazante de ese cielo que se quiere desprender sobre nosotros. Me quedo, con tu permiso.

Noray dijo...

No hay nada mejor ni más sabio que volar pisando tierra.


Un beso

Anónimo dijo...

Que bueno vivir con los pies en el suelo y la cabeza bien alta. Precioso Laura eres un encanto un besazo. Sole

Esencia dijo...

Lo mejor es tener la decisión y libertad de poder escoger... si el vuelo es rasante, es de alturas o nulo que sea simpre decisión propia...

Voy conociendo tus letras...saludos, esencia.