13/10/10

Tan pronto como salga el sol

Llevo todo el día mirándome
los bolsillos del alma compulsivamente,
buscando algo, sin saber el qué,
escuchando mi eco en las paredes
huecas de mi garganta y sacudiendo el polvo
a los techos altos de mi memoria a retales.

Llevo todo el día fingiendo que no pasa el tiempo,
desabrochándole horas al reloj con la intención
de volver a recuperarlas, disimulando que sé
que el tiempo es hoy lo que ya no es mañana.

Tan pronto como salga el sol, saldré a buscarme
en ese inmenso tú donde de la lluvia me cobijo.

25 comentarios:

Mar dijo...

Tan pronto como salga el sol, Laura... Ni un segundo más tarde.

Un abrazo.

PD. Oye, perdona, la imagen que abre tu blog, ¿es una fotografía de una cala almeriense?... Si no es, ¡cuánto se parece!

Leonel dijo...

Estupendo poema, Laura, el verso final lo encuentro magnífico.
Un abrazo.
Leo

Pluma Roja dijo...

"Tan pronto como salga el sol, saldré a buscarme
en ese inmenso tú donde de la lluvia me cobijo." Interesante figura, ese inmenso "tú" puedo pensar ¡En tantos tús!
Me los llevo en la mente.

Saludos cordiales querida Laura.

Poetiza dijo...

Laura, que hermoso poema amiga. Besos, cuidate.

Ian Welden dijo...

Tal vez si hurgaras un poco más "en los bolsillos del alma" encontrarías todas las respuestas que necesitas para ser completamente feliz.
Están todas ahí, muy muy cerca. Es cosa de extender la mano.

Maravilloso poema, Laura.

Abrazos desde Dinamarca hoy bastante melancólica.

Ian.

TORO SALVAJE dijo...

Buen poema y excelente cobijo.

Besos.

TriniReina dijo...

Ya ha salido, así que allí estarás y te habrás encontrado.

Precioso

Besos

Antonio Fernández López - Educación dijo...

Me resulta fuertes tus palabras, con imágenes casi carnales. Vale la pena que te estrujes para que nos dejes todo ese potencial que llevas dentro y siempre está bien que te preocupes que salga con la mayor belleza posible para que se complemente con la fuerza. Un beso

María Socorro Luis dijo...

El cobijo de la lluvia, qué hermoso...
Ojalá te encuentres.

Muy hermoso poema. Muxu. Soco

Elena Lechuga dijo...

Cualquier día enterramos los relojes y jugamos a otra cosa.

Un beso Laura

Anónimo dijo...

Que bonito pensar de esa forma,para cuando salga el sol, precioso como siempre.Bess Sole

Estrella Altair dijo...

Hola Lauri..

está bien buscar el tu..

pero prefiero el yo..

ante todo..y fundamentalmente, para no sentir que la lluvia está triste.

Besos

FRANK RUFFINO dijo...

Estimada Poetisa Laura:

Imágenes excelentes, originales, inteligentes. Una pieza de colección.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Sneyder Caty dijo...

No dejes pasar el tiempo desabrochándole horas al reloj…porque son irrecuperables.
Quizás no necesites seguir buscando en los bolsillos la respuesta, porque la respuesta eres tú.
Me ha gustado mucho el monologo contigo misma.

Un beso Laura

Latino-Poemas dijo...

Hola Laura, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)

Anónimo dijo...

¡Así se te pasa el día y el tiempo,buscando,escuchando, fingiendo...! Demasiado te da de sí ese tiempo que ya no vuelve, ¡Pero está tan bien aprovechado en tu caso!
Haciendo cosas tan bonitas como este poema ,que a todos tus seguidores nos embelesa y nos hace disfrutar. Besos. R.L.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Desabrocharle hora al reloj es algo que todos solemos hacer pero...lo vivido vivido esta y no regresará.
Cuando salga el sol...ya no abrá lluvia y seguro que te encontrarás.

Precioso poema.

Mi mejor sonrisa para ti.

Javier dijo...

Claro que sabes lo que buscas, lo que buscamos todos, la paz.

Saludos.

Gizela dijo...

Creo amiga que hace rato lo encontraste entre versos y hermosos metáforas
BESOTESSSSS

Arantza G. dijo...

No pierdas tiempo, cuanto antes se salga mejor. Aunque nos cale la lluvia...
Muchos besos

m dijo...

"Tan pronto como salga el sol, saldré a buscarme..."
me quedo con esta frase...me encantó

saludos desde Perú

lemaki dijo...

Debí venir, debí regresar a lo preciso, a la vida misma,
debí llegar antes de que te fueras para siempre, y es que no te vi. Al inicio de mis días, no conjugué contigo mis anhelos ni mis tiempos.

Ramón Lagardere Macondo

A veces cuando advertimos que nos sucede algo extraño es algo tarde... aunque cuando es tarde?? me gustó mucho.

saludos.

-Pato- dijo...

¡¡Qué poema!!

Me vi ahí, engarzada entre los versos que iban volviéndose una especie de espejo con mi cara.

Besos.

MarianGardi dijo...

Estos versos me han parecido deliciosos.
Felicitaciones
Besos

Luna dijo...

Días esperando el sol. Y llega.

Saludo enorme, Laura.