23/11/10

Amores imposibles

Sueña la primavera 
                                    cada año

alcanzar el otoño
                                    algún día

y regalarle el verde
 
                       con los primeros rayos.

Sueña el otoño
                           a menudo

alcanzar la primavera
                                     alguna vez

y hacerle un traje amarillo

                   y marrón a las praderas.

Pero siempre
          ( ¡siempre!),
                              hay un invierno
  que no perdona.

Que pone distancia,
    que nieva realidad,
           que hiela promesas,
                  que mutila futuros...

y por eso se duermen con el sueño

           de imaginarse juntos

lloran a menudo, como protesta.

25 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Quizá su sinergia logre atravesar el invierno.
Una bellísima composición.
Felicidades poeta, y un beso desde este otoño que todavía mira a la primavera con la cabeza hacia atrás. Quizá aprenda a mirala de frente algún día. Porque tras la nieve aguarda el verde.

Manuel dijo...

Querida Laura: tu poema me ha parecido una propuesta muy interesante de espacios y colores anunciando o "denunciando" tiempos.

Pero pobre invierno!... A mi que me gusta esa época. Es que el calor lo soporto mal.

Un beso.

Nela dijo...

ay ese invierno, que siempre se cruza en nuestras vidas, por mucho que lo evitemos.
Precioso poema
Besos
nela

Marcos Callau dijo...

Me ha parecido muy original tu manera de presentarnos hoy tu poema, Laura. Además de los versos, muy acertados y adecuados a la estación que vivimos, me ha gustado mucho su disposición y el color que le has otorgado a según qué palabras. Un saludo.

Leonel dijo...

Que delicia tu poema, Laura, absolutamente hermosa la historia de amor y del llanto del tiempo. me he quedado enganchado de tus versos. Lo guardo entre mis preferidos.
Un fuerte abrazo.
Leo

TORO SALVAJE dijo...

Se me heló el corazón.
Esos inviernos que no tienen piedad son temibles.

Besos.

Anónimo dijo...

Despues de tantos otoños y tantas primaveras como yo tengo pasadas, te digo que un poema precioso. Un beso muy fuerte Sole

Elena Lechuga dijo...

La alegoría es preciosa, Laura. Y toca puntos sensibles.
Besitos

nara dijo...

... como la vida misma, queriendo lo que no se tiene , soñando lo que no se puede y la cruda realidad que te despierta dejando lagrimas a su paso !!
me gustó mucho.

saludos.

Estrella Altair dijo...

La realidad es el peor de los inviernos, si no se sabe aceptar tal y como viene.

Me gustó la escalera y los colores.. es una especie de poesía y pintura..

me gusta..

Besitos... en azul

TriniReina dijo...

Entonces, es eso la lluvia?...
Ese llanto de amor imposible?...

Me encantó el poema.

Besos

Oréadas dijo...

Mejor quedarse con el sueño, de lo que pudo ser y no fue, el llanto ni siquiera libera.
Un beso, gran poema.

Pluma Roja dijo...

Jugando con la forma y los colores entregando palabras bailarinas.

Me gustó mucho tu poema querida Laura.

Besos.

María Socorro Luis dijo...

Simpático, juguetón. original y bello.

Y besos.

Mar dijo...

Es imposible traspasar ese maldito invierno...

Besos.

Meri Pas Blanquer dijo...

Siempre hay alguna cosa que se interpone para no llegar a la felicidad plena, en este caso el invierno cruel. Quizás sea necesario para comprender que a la vida siempre le falta algo. O para saber que lo que tenemos es lo que importa realmente.

Me ha gustado mucho querida Laura.

Maik Pimienta dijo...

Qué bonito. No esperaba encontrarme algo tan reconfortante en tu blog. Enhorabuena. Muy bien traída la metáfora, muy elegante y conmovedora. Saludos.

Esencia dijo...

Lágrimas hechas poesía pues, sin duda, son las estaciones que más inspiran...

Bellísima poesía.

Con cariño, esencia.

David Quintana dijo...

Hace 7 años que vivo en un eterno verano, ¿eso puede durar para siempre?

Vivo con nostalgia algún invierno, de la adversidad salen las mejores cosas.

Buena noche.

Un saludo.

lemaki dijo...

¿y por qué deseamos aquello que nunca podremos tener? cuando se ha demostrado que aquello es una quimera, un imposible...

Y tu sonrisa se transforma
en una mueca obscena,
y sigues sin saber qué es el pudor.
Antes de medianoche
estabas muerta ya, amor mío.

Luis Alberto de Cuenca

Un saludo.

Claudia AB dijo...

Muy bello! Siempre detrás de lo inaccesible,de lo dificil..de aquello que no podemos tener, y eso tanto en metas de vida como en afectos...pero de vez en cuando se logran pequeños triunfos y ciertas cosas se vuelven accesibles...Un saludo cariñoso pero de invierno!:-)

Pato dijo...

Por suerte hay poetas que le pintan al mal tiempo buena cara :)

Besos!

Mistral dijo...

Aunque sean imposibles y llegue el invierno, consiguen que lata nuestro corazón a ritmo de primavera y lo importante es sentirnos vivos... aunque duela hasta la sangre.

Es un poema excelente Laura
y es un privilegio leerte.

Jorge Torres Daudet dijo...

Unasimpática forma de jugar con las estaciones, todas tan necesarias.
Besos.

Edurne dijo...

Un original, a mas de bello, poema.

Así es, tal cual lo cuentas, tal cual lo sientes, lo sienten tus protagonistas...
Sí, estamos en invierno, y eso que todavía falta!

Saluditos de lo más frescos!
;)

Y felicidades, profe!