1/12/10

Fuera del cuerpo

Mi día transcurrió bien.
Las palabras en su sitio
y la piel entera.
El silencio acompañaba.

Discuto con el porqué
de esta lágrima solitaria
que se empeña en salir
al abismo sin permiso.

Cálida desde su mar,
involuntaria brota.
Y , como es mi costumbre,
la quiero como es
y en un suspiro
le busco los tres pies
al gato de mi tristeza.

Descubro que hay días,
como hoy,
en que me fugo de mi cuerpo
y todas las almas tristes
y doloridas lo habitan,
hartas de llorar en otro
cansadas del surco frágil
que se ha secado.

Su día transcurrió mal.
Las palabras rotas
y en carne viva.
Silencio y soledad.

17 comentarios:

Charo Bustos Cruz dijo...

Inevitables días de soledad...
Te felicito por el poema, niña...

Saludos cordiales

_Charo Bustos Cruz_

MarianGardi dijo...

Me gusto mucho;
Un abrazo

Mayde Molina dijo...

Es muy hermoso Laura, más no tanto como tú.
Gracias, hermana.
besos del corazón.

TORO SALVAJE dijo...

Vendrán días mejores.
Muchos.

Besos.

TriniReina dijo...

Cuando se rompen las palabras, hacen falta muchos gestos, después, para paliar el desastre...

Hay días que, desde que abren, ya prometen...

Besos

eloy dijo...

¡Qué hacer en días así, inexplicables y con fugas del cuerpo hacia parajes oscuros?
¿seguir los pasos de los tres pies del gato de la tristeza?
Al menos días así sirven para crear un poema como éste, que tanto me gustó.

besos a tí
y al gato
de tu tristeza.

Anónimo dijo...

¡Qué cuerpo más grande el tuyo donde poder ir a refugiarse las almas tristes!
Lo tendré en cuenta para cuando me sienta mal, pues se que no son solo palabras bonitas, sino que lo sientes de verdad.
¡Precioso!
Besos R.L.

Pato dijo...

Así llevo días Laura, fuera del cuerpo.

Ni escribir puedo, al menos vos pudiste reunir estas palabras y explicarlo desde vos, desde tu mirada hacia vos, pasando por ella, tu mirada desde afuera.

Mi día transcurrió bien/ Su día transcurrió mal.

Parece un espejo, quién es uno, de qué lado estamos, dónde está instalada la soledad y el silencio en el que mira en el espejo o en el que mira desde el otro lado?

Preparando el programa de radio, hacía la palabra "espejos" y leía a Lewis Carrol sobre cómo surgió la idea de escribir la segunda parte de Alicia, "a traves del espejo" y parece ser que tuvo una conversación con una niña a la que la hiso mirarse en el espejo con una naranja en la mano y le preguntó en qué mano tenés la naranja, en la deracha, dijo la niña, y en qué mano esté en el espejo? En la izquierda respondió la niña. Y él le dijo y en qué mano la tendrías si estuvieras del otro lado del espejo, en la derecha le respondió la niña.
Eso dio el pié a su segundo libro sobre Alicia.

Y a mi me deja pensando en que de los dos lados habría silencio y soledad, espejo mediante.

Psss, no me hagas caso, hoy estoy sensiblera y charleta, es que tu poesía me inspira.

Besos.

Leonel dijo...

Hay días así, Laura, y a veces, es el cuerpo quién nos despoja de nosotros mismos, pero entonces hay que luchar para reapropiarse de él. Sé solo que de momentos así nacen poemas estupendos, como este que has escrito.
Te abrazo fuerte.
un beso.
Leo

Pluma Roja dijo...

Hay días de días mi querida Laura. Entro hoy a saludar a los amigos y me encuentro con este texto lleno de reflexiones.

Te dejo un fuerte abrazo y un gran beso.

Hasta pronto amiga.

Javier dijo...

"Silencio y soledad"...Conozco perfectamente ese dúo.
Te comprendo.
Saludos.

Nota bene : Empieza de nuevo el baile.

Anónimo dijo...

Bonito y profundo como todos, hay dias que sin saber porque, son tristes.Mejor no dejarse atrapar por ellos,Sole te dice que ria tu bonita cara.

María Socorro Luis dijo...

Me dice mucho este poema Laura.
Y es que no se puede ser feliz si hay otras personas tristes y doloridas.

Lo he sentido así.

Besos, muchos.

Estrella Altair dijo...

Hola Laura.. hay que aprender a convivir con esos dias, verdad???

y al fin y al cabo con entrenamiento se logra remontar el día y hacer que en el balance de la noche pese mas lo bueno que lo malo..o la risa y no la lagrima tristona.

No te contesté el otro día pero de ciencia ficción todito todo lo leo y lo veo..

Un besito muy fuerte.. sin lágrimas y con risas. que ha salido el solecito

Abuela Ciber dijo...

Profundo y sentido lo que nos regalas.

....una lágrima solitaria...

Cuantas de ellas nos da la vida

Cariños

Jorge Torres Daudet dijo...

Laura tengo un poema que empieza:
"Hoy mi alma tiene el color de los días/
otoñales, en los que el sol no nace."
Son días que traen otros, y los surcos se secan, efectivamente.
Besos.

angelcifu dijo...

de veras lindo, aunque estas soledades sean solo los paréntesis
que habitamos entre un abrazo y el siguiente...

te invito a pasear por mis palabras...

http://cequiembellitledesert.blogspot.com/2010/11/entre-parentesis.html

Un saludo

jose angel