21/12/10

Corriendo

Corriendo.
Nos pasamos la vida
corriendo.
Corriendo para llegar
a todo,
para alcanzar
las metas,
para llegar primero
- o segundo-,
corriendo para no perder
el tiempo
      ( que escasea).


Y así,
corriendo,
llegamos a nada
por querer 
llegar a todo,
dejando
la mitad
de las metas
en la cuneta,
asfixiadas,
maltrechas.


Y todo
para darnos
cuenta
                        - al final-
                      exhaustos
que la mejor
manera
de vivir,
de llegar,
de no perder
el tiempo
es
detenerse...
detenerse...
       detenerse
de-te-ner-se


en los instantes


que NUNCA
vuelven,
saborearlos

( ¡Hmmm!)

y                         
                    perdernos
en
                       ellos
en lo que dura
un  efímero
                    siempre.
            
                   

22 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tanto correr para nada.
Hace tiempo que me dí cuenta.
Ahora todo mucho más pausado.

Besos.

Pedro F. Báez dijo...

Tu poema no podría ser más ajustado y exacto a la realidad de nuestras vidas actuales. Hay que tomar un respiro, decir "time off!" y sentarnos no sólo a reflexionar, sino a mirar, reconocer y revalorizar el camino por el cual transitamos. Al final e inexorablemente, aunque sea incómodo reconocerlo, todos tenemos una sola meta real impuesta: llegar a brazos de la muerte. Entonces, ¿para qué correr tanto al abrazo de La Pelona? Cambiando el enfoque y yéndonos a lugares más agradables, quiero deserte a ti y a todos tus seres queridos unas felices fiestas y un muy próspero y sobre todo saludable 2011. Quiéranse mucho y atesoren los afectos. Eso es lo importante en la vida. Un gran abrazo y un beso con olor a canela, Laura.

Elena Lechuga dijo...

Y cuando llegamos, no lo disfrutamos. Ainsssss!!!!

Maik Pimienta dijo...

o digo como el chiste: trabajal???? Correr, además, aunque sea tópicazo, es de cobardes. Yo os espero tomando vino. Bonito poema. Besos.

Marcos Callau dijo...

Estuepndo tu poema y tu reflexión, Laura. Me ha encantado porque pienso exactamente igual y porque últrimamente estoy viviendo muy estresado. Hay que pararse a saborear este regalo que es la vida antes de que se nos agote. Me ha gustado mucho ese final, colocando las palabras y con esa última palabra. Besos.

Sneyder dijo...

Has descrito como se vive la vida, siempre corriendo ¿y para qué?, si nos falta tiempo para estar con los amigos, sentarte y valorar que la vida es un soplo y hay que saborearla, que las pequeñas cosas son a veces las más grandes, las que llenan nuestras vidas…

Deseo que tengas unas ¡Felices Fiestas! y para el nuevo año que tus sueños y proyectos se cumplan.

Un enorme beso Laura

Estrella Altair dijo...

Tienes razón Lauri..

al final es cuestión de aprendizaje...

además el cuerpo es listo.. y sabe avisarnos..

si sabemos escucharle..

deleitarse con lo que si tenemos..

tranquila y placidamente.

Un besazo..

Un poema intenso y rápido

Javier dijo...

Es cierto, nos pasamos la vida corriendo, Y corriendo nos acercamos a la muerte.
Buen poema, como siempre.

Saludos.

María Socorro Luis dijo...

El ritmo de la vida nos arrastra...Qué hora es?... Me queda tiempo?...

Estoy contigo: Hay que detenerse, saborear los instantes. Merece la pena.

Un abrazo que dure muchoooo...

Jorge Torres Daudet dijo...

Ese Hmmm! lo he saboreado contigo; qué tranquilidad!
Besos.

Charo Bustos Cruz dijo...

BELLO POEMA, COMO SIEMPRE ABORDANDO LOS TEMAS DE ACTUALIDAD, CIELO...


Mi árbol de navidad
******************
Yo quiero en esta navidad, poder armar un árbol dentro de mi corazón y colgar en él, en lugar de esferas regalos y adornos, los nombres de mis más queridos amigos, familia, y gente a quien amo, los que viven lejos y los que viven cerca, los antiguos y los más recientes, los que veo todos los días y los que raras veces veo, lo que siempre recuerdo y los que a veces olvido, los de las hora más difíciles, y los de las horas intensamente felices!, los que sin querer me hirieron, aquellos que conozco profundamente y aquellos que conozco poco, mis amigos humildes y mis amigos importantes, los que me enseñaron valiosas enseñanzas y los que tal vez un poquito aprendieron de mi, quiero que éste árbol tenga raíces profundas y fuertes!para que os nombres de mis amigos, familia y seres queridos nunca jamás sean arrancados de mi corazón, y que sus ramas se extiendan gigantes! para colgar nuevos nombres que venidos de todas partes se junten con los existentes, un árbol de sombra agradable, para que nuestra amistad, amor confianza y cariño sea un momento de reposo en la lucha diaria de la vida, quiero que el espíritu de la navidad haga de cada deseo la más hermosa flor! de cada lágrima una sonrisa! de cada dolor la más brillante estrella! y de cada corazón una dulce y tierna morada para recibir a Jesús.....

FELIZ NAVIDAD!!!

GRACIAS POR TU VISITA, BESOS DESDE ESPAÑA!!!

_Charo Bustos Cruz_

Soy beatriz dijo...

Querida Lau, exacto tu poema. Creo que ya corremos por inercia.
Han dicho por ahí que la vida es eso que nos pasa mientras nosotros estamos ocupados haciendo otras cosas.
Cuánta verdad!!!
Amiga, tal vez por face, te vuelva a saludar, pero aprovecho tu espacio para desearte que pases unas hermosas fiestas, llena de pequeños y bellos momentos que te llenen el alma.

Edurne dijo...

Soy una Correcaminos bipbip...

Qué puedo decirte que no haya visto totalmente reflejado en estos versos... ayyyys!
Ni en la cama estoy tranquila, qué pasada, no?

A ver si paramos un poco ,si aprendemos a DE-TE-NER-NOS!

Besitos!
;)

OZNA-OZNA dijo...

cuanta razón llevas, nos pasamos la vida corriendo sin deleitarnos en la belleza de la alborada, en la belleza de las estrellas y cuando nos damos cuenta cuando lo queremos ver ya es demasiado tarde para deleitarnos con la belleza que la naturaleza nos concede y en los besos de nuestros hijos pequeños que por tanto correr nos olvidamos de corrersponder, un besin de esta asturiana que con paso lento te desea felices fiestas en compañia de tus seres queridos y que el proximo año te conceda todo lo que tu corazón ansia. un besin muy grande .

Leonel dijo...

La vida corre, corremos nosotros todos los días, a veces corremos sólo con la mente, y esta sensación el ritmo de tu poema la hace sentir, usas la anfora como recurso eficaz, y esto hace que crezca la intensidad de tus versos. He corrido desenfrenadamente entre tus versos y he terminado casi sin poder respirar.
El verso final es simplemente maravilloso, ese "efímero siempre " sugiere la grandeza y la nada que representa un instante en el universo.
Me ha gustado mucho Laura.
Un fuerte abrazo.
Leo

Noe Palma dijo...

la vida misma...

respiro en este texto realidades extremas... saludos

Mayde Molina dijo...

Como agua y aire para el alma, mi querida Laura, cada uno de los instantes en los que al asomarme a tus letras, también es asomarme a mi propio sentir.
Es precioso este poema y ahora mismo vengo del blog de Fernando Sabido y estoy feliz y emocionada de verte allí. No podía ser de otra manera, mi querida trilliza.

¡¡¡Besos miles y muchas FELICIDADES!!!

Amelia Díaz dijo...

Corriendo, corriendo...te he encontrado en el blog de Fernando Sabido.
Y corriendo, corriendo, vengo a darte la enhorabuena, querida trilliza.
Y corriendo, corriendo he parado a saborear tu poema y a deleitarme en ese efímero siempre.
Eres genial, Laura querida!!!

Anónimo dijo...

Que bonito, que verdadero.A veces, cuanto mas corremos, menos llegamos y luego no hay remedio.Hay que reflesionar, es mejor ir despacito, mi edad lo puede confirmar. Un abrazo Sole

Edu dijo...

Literalmente me paso la vida corriendo, ya que corro media maratones y la verdad hay una sensación única cuando cruzas la meta y te detienes a saborear el triunfo. El mundo nos acostumbro a correr en nuestras vidas, nos han dicho que la vida es corta, bueno creo en realidad lo es para todo lo que queremos hacer pero esta definitivamente en disfrutar cada detalle, especialmente haciendo lo que a uno tanto le gusta, como en este caso también sería escribir. Que tengas una feliz navidad. He anclado en tu puerto.
Saludos, El Blog Censurado
www.elblogcensurado.blogspot.com

nara dijo...

corriendo e intentando llegar no sabemos muy bien donde pero sin pararnos a mirar....

besos y felices fiestas.

Anónimo dijo...

Corriendo, corriendo nos separamos y ahora que he "parado" nos volvemos a encontrar... ¡Felicidades! aun llevas en ti aquel "Angel de Charlie" que soñabamos ser. Paz.