3/12/10

Encendamos una vela...

                                   
                                    I
                                  I I I
                                 I I I I
                                I I I I I
                             I I I I I I I
                            I I I I I I I I
                           I I I I I I I I I
                            I I I I I I I I
                              I I I I I I
                               I I I I I
                               I  I I I
                                  I
                Encendamos  una vela.
                Una vela a las miserias.
                Encendamos  una vela
               al  olvido y a la ausencia,
             al grito, a la puerta cerrada,
                -la que parecía abierta-.
                                                             
                 Encendamos una vela
                 a los pecados absurdos,
                a los que no consumimos,
                  a los que nunca decimos
                   a los de pensamiento.
                                                    
                  Encendamos una vela
                 al pasado que no vuelve, 
                   al futuro que no llega,
                   al presente que se pisa
                   y casi nunca se besa.
                                                         
                  Encendamos  una vela
                   a la  infinita torpeza 
                 en la caricia, en la huella.
                                                         
                   Y al consumirse la vela,
                nazcámonos todos de nuevo;
                 y no dejemos que el tiempo 
                 hábilmente nos consuma.
                       ¡CONSUMEMOS!   .

26 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Bastante original esto de la vela. Siempre he admirado la habilidad que tienes para dibujar con letras.

Muchos besos Laura.

Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Nunca he sabido muy bien para que encendemos las velas si no es para ver.
Pero me gusta el significado que le has dado,de que al consumirse nazcamos de nuevo y no sea solo el tiempo el que se consuma. Muy original y profundo.
Besos.
R.L.

Javier dijo...

Encendamos pues la vela, por si sirve de algo, cosa que dudo.

Saludos.

nara dijo...

así es quememos lo que no nos servirá para nada,lo que nos sobra y volvamos a empezar...y encendamos una vela para ello, porqué no ?

besos.

plinnn... dijo...

yo me imaginaba hace un ratito sábanas tendidas al sol, sustentando una idea parecida a la tuya, aunque no había pensado en las palabras, solo en la imagen, hasta lo busqué en el google "sábanas tendidas", y ya me gustaba la primera imagen, y otra con sábanas de colores en la fachada de una casa :)
hermoso, sentido y cabal poema, y es que además me encantan las velas :) biquiñosss

Pato dijo...

Aporto mi llamita para encender esta vela.

Besos Laura, es precioso el poema y su estética :)

Leonel dijo...

En esta noche insomne, enciendo mi vela junto a la tuya, todas las que dices son razones validas.

Un fuerte abrazo, Laura.
Leo

TORO SALVAJE dijo...

Si pudiéramos renacer otra vez y empezar de nuevo...
Ojalá.

Besos.

Marcos Callau dijo...

Qué original e ingeniosa eres en tus poemas, Laura. Realmente tus versos son estupendos pero la manera de presentarlos es siempre muy personal. Enhorabuena.

Amelia Díaz dijo...

Ya se sabe...una vela no pierde luz por compartirla con otra vela, al contrario, juntas iluminan más.

Mi vela va junto a la tuya, mi trilliza querida.

Un beso enorme, preciosa.

eloy dijo...

Tus versos son magníficos y la presentación muy original.

Un estupendo poema visual.
Un placer leerte.

besos

TriniReina dijo...

Será por eso que me ha dado por las velas y siempre tengo una encendida, será por esto que dices y por más. Que la luz ilumine toda clase de oscuridades, sobre todo, las del alma.

Besos

MiLaGroS dijo...

Hola Laura. Tambien yo enciendo mi vela al lado de la tuya como signo de amistad . He vuelto. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Que facil haces lo dificil, una simple vela nos deja ver tantas cosas. Y no solo se consuma en los altares. Besos sole

Matías Daille dijo...

Sentir como nos consumimos y aprender a disfrutar de eso, es clave para aprender a vivir siempre con una sonrisa disfrutando cada parte de lo que mantiene nuestra mente en movimiento.... gracias

Elena Lechuga dijo...

Encencdida Laura.
Lo que tú pidas.

Oréadas dijo...

Muy original esta entrada.
Un besito, me gustó mucho.

Pedro F. Báez dijo...

Laura, la luz milagrosa de una sola vela puede contra toda la oscuridad del universo. Te comento por vez primera pero no será la última. He descubierto que eres trilliza con mi sorgina Amelia, y eso ya es garantía suficiente para mí. Lo mismo dije a Mayde Molina. Un abrazo para ti. Y lo de Amelia lo refuerza, porque ambas, Mayde y tú, tienen méritos propios suficientes para venir a comentarles. Muy original este poema-vela y muy reflexivo. Abrazos y besos;

oliva dijo...

Después de coincidir y leer a tu acertada anónima, he buscado por qué y para qué se enciende una vela... solo encuentro páginas sobre la religión católica y hechizos...

Por tanto, llegué a la conclusión tras leer tu valiente poema, que se trata de prender, de avivar y enganchar la ilusión, la esperanza de que podemos cambiar, realizar aquello que deseamos si confiamos y nos empeñamos en consumarlo...

Excelente poema para el Advenimiento.

Un saludo.
Ex-lemaki.

Claudia AB dijo...

Encendamos una vela por todo lo que se pretenda hacer ahora, sin pensar en el pasado pero sin olvidarlo tampoco, sin adelantarse en futuros inciertos y vivir el instante ya! Precioso!:)
Saludos

Seroma dijo...

visitando el blog de Victoria me he encontrado con el camino que me acercó a este tuyo.... sorprendido gratamente con el encuentro...

Jorge Torres Daudet dijo...

Encendamos una vela y, si espreciso, encendamos una hoguera!
Hasta pronto, poeta.

Reìna de Cåmelot dijo...

Cuenta Conmigo...
Cuando el sol pierda su calor
Y el arco iris su color

Cuenta conmigo
Cuando los mares arropen tus sueños
Y las olas te lleven con empeño.

Cuenta conmigo
Cuando estés llena de problemas y ansiedad
Y mires al cielo buscando alivio a tu soledad.

Cuenta conmigo
Cuando pienses que no queda razón para vivir
Y no tengas fuerzas para seguir.

Cuenta conmigo
Yo te cuidaré cuando te sientas deprimid
y en tu corazón habite un cruel vacío.
Descuida...ahí estaré porque para eso
Son los amigos...

Que Dios te bendiga

Besos con cariño, de ésta amiga que
no te olvida.

San♥

Poetiza dijo...

Laura, encendamos una vela amiga. Hermoso poema. Besos, cuidate mucho.

María Socorro Luis dijo...

Bellísimo Y profundo. toda una declaración de intenciones para reflexionar.

Gracias por tus hermosas palabras.

Mi cariño y mi abrazo.

Soco----- marisoco@terra.es

Anónimo dijo...

Nice and thanks!