20/1/11

Rebuscando

Rebuscando entre los pliegues
de la memoria ahogada
-la que queda en stand by
en un ambiguo "por si acaso"-,
recordé que algún día
pude llevar en mis bolsillos
la llave que da paso al sueño
que puede cumplirse
y en un impulso irracional,
arañándome el alma
desgarrada de ausencias,
con una ansiedad inmensa
salpimentada de emociones
de diversa índole,
conseguí hallarla inmóvil
en la misma posición de ayer.

De nada me sirvió;
la había oxidado el gris
de los sueños imposibles.

30 comentarios:

Jorge Torres Daudet dijo...

Deja la llave puesta por fuera, por si acaso los sueños imposibles
se cumplen.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Ese óxido es temible.
Arrasa con todo.

Besos.

Estrella Altair dijo...

Pues mira..

menos mal Laura..

que se había oxidado.. esos sueños imposibles..

como que no..

bueno que si para un rato.

pero prefiero los proyectos vitales, posibles.

y asequibles a nuestra humilde persona..

Besos querida amiga

Edurne dijo...

Oye, pues un "Tres en uno" de ésos... y lo mismo funciona, y esos sueños imposibles empiezan a tomar forma, a caminar por las ausencias y a despacharlas, a relegarlas...

Me ha encantado!
Besitos!
;)

Paloma Corrales dijo...

Me parece que la llave de los sueños tiene carácter temporal (casi fugaz), y si se la deja quieta se corrompe o se oxida. Pero lo importante es que haya sueños siempre latiendo.

Un beso, Laura.

carlos guerrero dijo...

Precioso final, Laura. Y triste también.
Un beso grande.
¿Vas a ir a Granada?

Maritza dijo...

Adhiriéndome a los comentarios anteriores, creo que si son sueños en los que no se pueda "trabajar" y ver progreso, conviene dejarlos y tomar un sueño nuevo, fresco y esperanzador.

Muy lindo poema.

Abrazos grandes.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

si no le quitas el óxido a besos, habrá que tirar esa llave y construir nuevos ;)

besicos

Elisa Berna Martínez dijo...

Al fin somos un cúmulo de sueños inacabados, o en la larga lucha por alcanzarlos acabamos tan consumidos... Un abrazo poeta!

Marcos Callau dijo...

No hago más que entrar a este blog, leerte y quitarme el sombrero. No dejas de asombrarme con tus poemas. Éste me ha encantado y lo admiro especialmente pues, cuando el lector está esperanzado con esa llave que te lleva a conseguir los sueños, llega a los tres últimos versos que cierran el poema de manera lapidaria pero muy realista. Me ha encantado. Un beso, Laura.

soy beatriz dijo...

Duro y hermoso poema Lau. Me ha llegado profundamente.

Un beso grande y tal vez una latita de antióxido nos haría falta ja.

Hasta pronto Lau!!!

Pluma Roja dijo...

Habrá que limpiar el óxido con sueños posibles.

Precios poema Laura. Completito.

Besos.

bixen dijo...

El óxido férrico es de color ocre y corroe el hierro, pero antes ha de ser óxido ferroso; de color gris oscuro. Basta mantener una corriente eléctrica para que no decaiga. Es más, su superficial gris opaco crea un escudo al resto.
De cualquier modo, calentando hasta fundir la roña, esta se separa de la escoria, y al enfriarse vuelve a lucir su gris metálico. Hace falta Energía.

Elena Lechuga dijo...

Estoy con Toro.
El óxido es mal compañero.

Besitos Laura

Javier dijo...

Todos tenemos esa llave escondida en algún rincón de nuestro interior.
Tú la has descubierto, ya has adelantado mucho.


Saludos.

Anónimo dijo...

Me encanta leerte. Tantos y tantos sueños se oxidan, que mejor no pensar en ellos. Besos Sole

Noe Palma dijo...

creo que sin esos sueños a cuesta no serías la poeta que sos!!

besotes Lau

P Á R M U L O dijo...

de diversa índole,
conseguí hallarla inmóvil
en la misma posición de ayer.

Un precioso pasaje.

Te invito a pasar y si quieres seguir el blog: www.lamansiondelpoeta.blogspot.com

Un saludo!

ana dijo...

mejor no rebuscar en la memoria, podemos encontrar cosas que no queremos recordar

un beso

Leonel dijo...

No hay nada como los sueños imposibles, esos dejan el gris y la melancolía atacada hasta en los poros.
Hermoso y triste poema Laura.
Un abrazo fuerte.
Leo

TriniReina dijo...

Por eso hemos de llevar varias llaves, porque siempre se oxida de alguna...

Besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un fin de semana más me tienes paseando entre tus cosas. Siempre geniales. Buen weekend.

Saludos y un abrazo.

Liliana G. dijo...

Tal vez sea porque los sueños no se pueden guardar bajo llave. Hay que abrir la puerta de ellos así sin más... Si hacés la prueba, seguramente te encontrarás con una sorpresa :)

Me encantó la metáfora, Lauri. El poema llama a que sea contestado, cada uno podríamos tener una respuesta diferente, y eso está muy bueno.

Besotes.

Noray dijo...

Yo prefiero soñar sin cerraduras.


Ps: Poco a poco vuelvo a retomar los comentarios.

Rosa dijo...

Pero con óxido o no, siempre te quedará el placer de haber soñado... Ese nadie podrá oxidarlo. Y mucho menos escribirlo para que lo disfrutemos.

Un abrazo Laura.

Ian Welden dijo...

No importa Laura, olvídala que ya encontrarás otra llave y otros sueños posibles y mejores.

Abrazos desde Copenhague la Eterna Ciudad Soñadora,

Ian.

Amelia Díaz dijo...

Mira debajo de la alfombrita de la entrada, mi niña. Acabo de dejarte ahí una llave nueva, de acero inoxidable.
Prueba con esa.

Mil besos, preciosa.

Emilio dijo...

Sueños imposibles que oxidan almas, Laura.

Un poema muy bien construido, con un inteligente desarrollo y un final explosivo.

Saludos.

oliva dijo...

A veces, en un alarde de locura o de heroicidad (no sé...), tiramos las llaves maestras al fondo del mar (como la canción), pensando que será imposible alcanzar un sueño y algunas veces la realidad supera a la ficción... otras veces no.

Muy original tu poema, de veras.

Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

soñar siempre , en ellos el óxido no nos puede contaminar

besitos y felicitaciones Laura