11/1/11

Tarde de soledades

La soledad ha anidado
en mi estómago
como una piedra punzante,
como una implacable
náusea del mundo.

Llueve el recuerdo
y la ausencia
de lo que nunca será
por imposible.

Estos oídos míos
no consiguen aprender
a hacerse los sordos
y beben los ecos
de los aullidos silenciosos
que moran el umbral
de lo casi imperceptible
para tantos otros.

Se me ha caído
               el alma
por  la ventana,
con aguanieve
en los párpados,
buscando respuestas
a las preguntas
que nunca formulo
           por miedo
y firmemente amenaza
     -hecha trizas-
             con no volver.

30 comentarios:

Edu dijo...

Amiga porque tan triste, que ha pasado. Has plasmado la soledad con las palabras correctas, me han llegado.
Saludos, El Blog Censurado
www.elblogcensurado.blogspot.com

Maritza dijo...

Cuántos conocemos tan bien a esta dama llamada soledad, a veces queremos evitarle, no saludarla, decirle que no estamos...y sin embargo esta personita es inevitable, hay que convivir con ella por un tiempo, ojalá no siempre (es la idea al menos).

Sensible a más no poder tu poema, Laura...

Besos desde Chile y unos abrazos apretados y grandes.

Noe Palma dijo...

Laura querida, esto es belleza...

mi mamá leyó tu poesía y quedó fascinada... te manda saludos!!

y yo tmb...

besotes

María Socorro Luis dijo...

"Se me ha caído el alma
por la ventana,
con aguanieve en los párpados"...

A veces el alma se nos escapa...

Un abrazo, Laura

Pedro F. Báez dijo...

Cuando el alma se cae, Laura, es preciso recogerla, quitarle el polvo o la nieve, remendar sus heridas y acariciar sus callosidades y volverla a colgar en medio del pecho, para que no nos maten la desolación y la melancolía. Tu poema de hoy es uno de gran desaliento y cansancio emocional. Tal vez ayude no tener oídos tan perceptibles. Tal vez debes tararear para no llegar a escuchar los murmullos, o el llanto lejano, o el eco pavoroso de los tanques y de los aviones vomitando muerte... No te pido que seas insensible ni egoísta, sino que cuides de ti misma y de tu exquisita sensibilidad. Un abrazo y pedona mis ausencias. Sigo en mi proyecto de estudios y mis clases comienzan el jueves de esta semana. Me preparo para ello. Besos.

Pedro F. Báez dijo...

Fe de errata: "pedona" (¡que horror! jejeje) debe leerse "perdona". Gracias.

Pluma Roja dijo...

"Se me ha caído
el alma
por la ventana,
y firmemente amenza
-hecha trizas-
con no volver"

Me encantó ese cierre. Lindo poema Laura.

Un fuerte abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Espero que hoy sea todo lo contrario.
Ya ves que no estás sola.
Que te leemos y nos gusta acompañarte.

Besos.

Edurne dijo...

El alma...
Ay, ella sabe muy bien de huídas, de caídas, y mira, la tuya se cayó por la ventana!
Nada, recógela y déjala al vuelo, para que se ubique donde mejor guste.
Y esa aguanieve... ya se evaporará!

Me ha encantado este poema, es que como yo también soy tanto del alma volátil! ;)

Un besote mañanero y p'al tajo, colega!

Elena Lechuga dijo...

No sé qué decir. Sólo que es una puñeta que cuando más triste estamos (quizás lleva escrito un años, no quiero decir que lo estés ahora) parece que mejor escribimos. Como lectora, es un placer leerte saboreando matices.
Como persona, ojalá no nos leyésemos nunca más.
Besitos Laura.

David Quintana dijo...

"Se me ha caído
el alma
por la ventana"

Que duro.

Buen poema.

Que tengas un estupendo día.

Paloma Corrales dijo...

Ay, esa soledad que nos despoja hasta el vértigo de lo cósmico.

Un beso, Laura.

Marcos Callau dijo...

Muy bien, Laura, estupendo tu poema y muy rico en metáforas. Los oídos que encuentran difcultades para hacerse los sordos, La náusea de la soledad, EL aguanieve que deja el alma en tus párpados. Este poema sugiere un profundo desamparo pero es maravilloso. enhorabuena poeta!.

Meri Pas Blanquer dijo...

Una sensación de pérdida tan grande que pareciera que ni siquiera la soledad estuviera sola.

Magnífico.

Joyce M. Medina Celi dijo...

Hermoso, me ha encantado.
Bellísimos versos :)
Gracias por escribir, sigue así.

Saludos, El Dédalo de mi otro yo
estrambotedelusivo.blogspot.com

Me encantaría que me visitaras alguna vez y opines de uno mío :)
lo apreciría.

Los mejores deseos :)

Estrella Altair dijo...

Pues al toro mejor mirarlo de frente..

y así al menos una sabe a que atenerse..

para mi es una receta personal que me funciona..

Besos amiga poeta

carlos guerrero dijo...

La soledad, cuando es una intrusa, pesa lo suyo, y tú has sabido dar con su exacta medida.

Un beso

Nómada planetario dijo...

Hay tristezas que se instalan en nuestro ático y parece que fueran eternas. Es cuestión de hacer desalojo de sentimientos negativos.
Saludos.

Leonel dijo...

Querida Laura, después de este poema y de todos los comentarios que te han escrito, puedo solo decirte que comparto cada uno de los elogios que te han escrito, un poema que me toca y se queda, como hace siempre la soledad, que tan bien he conocido.
Un abrazo fuerte para ti.
Leo

Gizela dijo...

Uffff!!! Larita!!1
Es de tal intensidad las imágenes que transfieres al alma, que sólo espero sea un excelente ejercicio literario, bien alejado de la realidad...porque de lo contrario necesitaríamos un trago al lado de una buena caja de música, en alguna orilla tropical, lejos del agua nieve y los ecos de los aullidos dolorosos
Besotessss poeta!!!!!!!

ROCIO dijo...

Hola preciosa, poco poco visito blogs ni pongo nada en el mio, os leo más en facebook, pero bueno hoy me ha gustado mucho leerte porque dices muchas verdades.

Un besote grande.

Rocío

Terly dijo...

Querida Laura:
El alma puede caerse por la ventana y hacerse trizas, pero también es posible recomponerla.
Me impresionan estos versos:

"Estos oídos míos
no consiguen aprender
a hacerse los sordos
y beben los ecos
de los aullidos silenciosos
que moran el umbral
de lo casi imperceptible
para tantos otros"

Creo que las realidades hay que afrontarlas y también creo que es lo que tú haces.

Besos.

Soy beatriz dijo...

Bellísima forma de plasmar ese sentimiento. Lo siento igual que vos, pero vos sí sabes plasmarlo. Gracias, por permitir que mi ser se refleje en tus versos.

Un fuerte abrazo Lau!!!

Jose Zúñiga dijo...

Bello poema de tristeza y soledaedes. ¿Qué nos está pasando?

nara dijo...

esa soledad en el alma aún estado rodeada de gente !! muy bonito poema.

besos.

J A Pastor dijo...

A veces la soledad no es tristeza, es poesia.

Precioso

Poetiza dijo...

Laura, este poema me llega al alma. Bellas y tristes tardes que me acompañan muchas veces. Besos, cuidate.

TriniReina dijo...

Habrá que batallar mucho para traerla de regreso y recomponerla. No se puede un@ dar por vencid@. Hay que entonar un salmo, un mantra, que la haga volver...

La soledad la asusta, guardala.

Besos

Claudia AB dijo...

Es una tristeza tan bella. Tu poesía no sólo se lee si no que se vive. Me gusta mucho.

Por otro lado no es facil aceptar lo que ya no es...no hay metodo, algunos hablan del factor tiempo. La verdad es que yo no lo sé..par momentos intentar tener la cabeza encima del agua, sólo eso...
Un abrazo

Celsa Barja dijo...

La soledad es una solterona que llora desde la noche de los tiempos... Te dejo un abrazo para aplacarla un poco...
Gracias!