1/4/11

Dominio verbal

¡Cómo dominas el arte
de la palabra...!

La amasas 
( si es que la amasas)
casi sin darte cuenta.

Quizá se mezclen solos
sus ingredientes:
cada latido,un verso,
cada taquicardia, un párrafo...

De algún modo dejas que crezca
por sí misma,
a la par que va creciendo
desde ti
hacia el infinito,
llenando todo el espacio,
acaparando oídos,
bocas,
miradas,
sueños escondidos,
secretos deseos ...

Te conviertes en el rey
(lo sabes, lo disfrutas)
en esta selva de versos
enmarañados
que buscan algo
siempre buscan algo
sin saber el qué.

Muchas veces la dejas escapar,
sin apenas esfuerzo,
y bulle,
y descontrola el espacio
y el tiempo
de esos corazones ávidos
de un calor que hoy
comienza en verbo
y mañana,
tal vez mañana,
será beso
y vida.

Y cada receptor 
la hace suya,
la cree suya,
la siente suya...
Y  pasa a formar parte
de sí mismo,
hablando como tú,
hablando contigo- verbo
en la nostalgia de ti
cuando no estás.

Me admira
cómo dominas
el arte de la palabra.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

A mí si que me admira. Besos. Mari Tere.

Noe Palma dijo...

repito Laura, tenés una pureza para decir las cosas, q me conmueve...

te abrazo

Amelia Díaz dijo...

Amén, mi niña. Cómo me llegas siempre.

Un besote, trilli!!!

Leonel Licea dijo...

Me has emocionado, Laura, eso tiene la poesía, esa es su magia, hace que interpretemos los versos y los hagamos nuestros, en este caso he personificado el verbo en un amigo y eso, ya sabes me toca dentro.
Un abrazo para ti.
Leo

Maritza dijo...

Con un dejo de ironía, me parece a mi, le hablas a quien le es fácil desparramar sus verbos, atrapando la atención...y creo que es hasta vanidoso!
(Seré yo? Bueno... dicen que las palabras ya no nos pertenecen cuando salen y vuelan).

Besos, Laurita!
:)

TriniReina dijo...

Es importante el dominio verbal, sin duda, pero por mucho que se tenga esa sabiduría, si en un poema no implicas las entrañas, por mucho verbo que tengas...

Es mi opinión:)

Besos

TORO SALVAJE dijo...

Yo admiro como escribes tú.
Es un regalo leerte.

Besos.

Narci dijo...

Gran dominio de la palabra, del verso, de los sentimientos, de los estímulos, de las reacciones. Este poema es arte y es psicología, esta vivo y late por sí mismo.

besos

Pato dijo...

Toro se anticipó a mi comentario, pienso igual que él y también él tiene este dominio verbal del que hacés referencia.

Vos y él, dos poetas que admiro!

Besos.

Marcos Callau dijo...

Estupendo. (Me repito siempre, pero soy sincero). Es muy difícil dominar así la palabra, una tarea que puede llevar toda una vida. Besos.

Oréadas dijo...

El dominio de la palabra y que desde las entrañas la dicten.
Un saludo.

Cecy dijo...

Increíblemente bello.
Cada vez que yo te leo siento esa admiración.

Un gran abrazo Laura.

Pd. he dejado un juego, donde te incluí, no tienes la obligación, claro!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Amiga, las lengua biperinas....

Saludos y buen fin de semana.

Javier dijo...

Es un arte que pocos tienen, sí.



Saludos

Elena Lechuga dijo...

Preciosa dedicatoria. Quien la reciba debe sentir un gran orgullo.
Un abrazo

OZNA-OZNA dijo...

mi niña esta asturiana ante todo te pide perdón por no venir a visitar tu bello espacio como se merece pero es que estoy teniendo algun que otro problemilla con las actualizaciones de los bloc que sigo así que ahora aprovecho y entro a traves de tu bello comentario para deleitar mis sentidos con tus sublimes y bellas letras, muchisimas gracias por concedernos el privilegio de ser participes de ellas, un besin muy muy grande .

Juan Risueño dijo...

Hola Laura.
Escribes el tipo de poesía que me gusta leer y escribir.
Te seguiré leyendo.

Saludos

elisa...lichazul dijo...

que buen poema!!
entre sarcástico y loa
hay quienes dominan el lenguaje y otros lo tiranizan

encontrar el equilibrio es la tarea diaria sin duda

besitos y buena semana Laura:)

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da infinitas gracias por anegar nuestra alma del dulce nectar que emana de tus sublimes letras, un besin muy muy grande.

FRANCISCO PINZÓN BEDOYA dijo...

Wowwww... ¿quién será ese depositario de tanta admiración?

un saludo desde este lado del mar