7/4/11

La vida

Sobre  jirones de piel herida
se posan inquietas las ausencias.

De nada sirve buscarle algún sentido
a esa flor que, ajena,  va creciendo
desde el mismo centro del pecho
hacia su propio adiós
en el futuro incierto del mañana.

En un instante, acompasados,
distantes entre ellos, pero a un tiempo
-en ese milagro diario y desapercibido-,
vestidos sólo de llanto, nacen los niños.

31 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hacia nuestra propia ausencia vamos caminando cada día.

Besos.

Amelia Díaz dijo...

Gracias por la esperanza, trilli.
Gracias por tu poesía.
Gracias por ser.

Maritza dijo...

Has descrito muy bien donde y cómo se posa la ausencia, Laura.

Besos en este día, para ti.

Noe Palma dijo...

sonrío, Lauri preciosa!

Jorge Encinas Martínez dijo...

Vestidos sólo de llanto y encaminados a la ausencia. Es así.

Un abrazo

Edurne dijo...

Los jirones de la piel herida... las ausencias.

Terrible, pero es así!

"Vestidos sólo de llanto, nacen los niños".
Ahora pienso en mi propio nacimiento, sólo vestida de llanto...

Mucha verdad, mucha profundidad.

Un besote, compi!
;)

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da infinitas gracias por emocionar nuestros sentimientos con tus bellisimas y profundas letras, un besin muy muy grande.

xanela dijo...

Tus versos cargados
de esperanza
hacen confiar en la vida.

Besos

Loren Simón dijo...

Laura sentido poema... la vida que transita en las ausencias y casi pasa desapercibida me gusta, un placer leerte.
Un abrazo

Elena Lechuga dijo...

Las soledades son los tumores del alma. Te mando mi escalpelo.
Mi abrazo y mi beso para tí, Laura.

Esilleviana dijo...

será que tengo un corazón de niña, entre tanta ausencia, futuro incierto y distancias, a veces insalvables?

como siempre, haciendonos pensar sobre el instante de ahora mismo y el mañana más cercano.

un gran beso.

Leonel Licea dijo...

Esa es la vida, así, tal cual la describes, por una parte llega la ausencia por la otra la esperanza que trae quien llega, nuevo con su llanto y su sonrisa.
Hermoso poema, querida Laura.
Un abrazo fuerte, muy fuerte.
Leo

Pluma Roja dijo...

"De nada sirve buscarle algún sentido
a esa flor que, ajena, va creciendo
desde el mismo centro del pecho
hacia su propia ausencia"

el sentido de esa flor es mientras crece, después busca su propio destino y se convierte en ausencia para aquel que primorosamente la cuidó en su desarrollo.

Lindo como siempre Laura.

Muchos besos amiga.

vicente dijo...

Agarrémonos a la vida, pues la ausencia, en efecto, antes o depués, llega, crudamente o lentamente...seamos siempre, optimistas, incluso en ausencia.

Anónimo dijo...

A pesar de las ausencias la vida sigue. Como me hacen pensar tus poemas. Un abrazo.Sole

Edu dijo...

La ausencia, la soledad, el frio, la depresión.
Saludos, Edu

Juan Risueño dijo...

En esta vida nada viene para quedarse.
El verdadero sentido de esa flor es su sinsentido, su lazo con cuerda de mago.

Un abrazo

rubén lapuente dijo...

Ahora hay muchos que nacen sin llorar porque no se los llevan y les dejan sobre el vientre de la madre ,piel con piel, todavía con el cordón umbilical sin pinzar.Nacer no es sinónimo de llorar.

David Quintana dijo...

Acepté a la muerte antes que a la vida. Vivo en paz. Intentando ser feliz, pero esperando que llegue ese descanso eterno.

Feliz fin de semana.

abrazo.s

Marcos Callau dijo...

Lo acabo de leer cuatro veces, Laura y confieso que es enigmátrico y dealentador. Pero me ha encantado. Besos.

carmen jiménez dijo...

Y es justo ese tiempo el que llenará todas las ausencias, el que milagrosamente consigue verlos nacer de nuevo.
Como siempre tus versos rezuman amor por todos sus poros.
Un beso

Ian Welden dijo...

A pesar de esos "jirones de piel herida..." (Genial), siempre hay una esperanza, Laura.
No veo oscuridad en tu final sino mucha luz. Luz de vida y luz de amor.
Sí, la vida ES dura y desconcertante.

Un gran abrazo,

Ian.

Manuel dijo...

Nacimos. Renacemos. Volveremos a nacer.

Coincido con uno de tus comentaristas, Laura: el poema es enigmático, pero bello.

Lo seguiré leyendo por si cambia su sentido, pero lo que me dijo primero es lo que me queda. Vivo de cara al presente; no olvido el pasado. Miro al futuro.

Un beso.

TriniReina dijo...

"vestidos solo de llanto" y de inocencia y en compañía, así nacemos. Morir es otra cosa, ni desnudez, ni inocencia y a solas, por qué, hay algo más íntimo que morir?...

Besos

Anónimo dijo...

Somos muchos los que estamos viviendo y sintiendo lo que dices,pero no somos capaces de expresarlo con esa precisión linguística, por eso cuando alguien nos lo "traduce" de una forma tan hermosa, lo valoramos más.
Un enorme abrazo. Te quiero.R.L.

soy beatriz dijo...

Bello pero extraño poema, mezcla de desolación y esperanza.
Perdón amiga que no he pasado antes, es que no ando muy bien de salud - nada grave- pero que me impide poder dedicarme a leerlos tranquila y como se merecen.
Un abrazo grande!!!

eloy dijo...

La vida es un devenir constante de pérdidas y ausencias. Hasta los niños y las niñas nacen "vestidos sólo de llanto".
De nada sirve buscarle algún sentido... querer? ser querido? día a día... si con eso bastara...

Un abrazo, Laura.

ROCIO dijo...

Hola amix, a ver si pongo más tiempo a los blogs, es que no me hago a cambiar el blog y estoy esperando a ver si mi hijo me hace una página, pero siempre está liado.

Me encantó tu poema amix siempre lleno de sensibilidad.

Besos a manta.

Rocío

Sneyder dijo...

Entre girones de ausencias pasa la vida… pongámosle esperanza y alegría.
Gracias por tu visita, te leo Laura…aunque no deje comentario.

Un enorme beso, que tengas una feliz semana.

Oréadas dijo...

Que sigan naciendo y que el futuro se llene de la sonrisa que ellos nos proveen.
Un saludo

Javier dijo...

O sea que es así como nacen?

Saludos.