18/6/11

The Crying Room

Desorden lineal.
O d s e n r d e.
La vida boca abajo
soltando las monedas
sucias
de intercambio
y un camino
que termina
casi siempre
en pared.

Llorar.
Gritar.
Dar golpes.
Sentir
que la impotencia
solitaria
es potencia
en solidaridad.
Luchar.
Perder.
Perder.
Perder...
Luchar.
Luchar.
LUCHAR.
Ganar.
Esperanza y milagro;
si quieres, puedes.
Aún hay un futuro
donde pegar los cachitos
de sueños rotos.


Para Sally Gutiérrez Dewar, con mis felicitaciones por su exposición, The Crying Room . Sally hace, además de otras muchas cosas, documentales sobre temas sociales. Éste está referido a la prostitución infantil en Filipinas.

20 comentarios:

soy beatriz dijo...

hOLA QUERIDA LAU, QUE INTENSO POEMA!!! ASÍ ES SIEMPRE SE PUEDEN PEGAR LOS RESTOS DE SUEÑOS ROTOS. Y ME VIENE A LA MENTE LAS MANTAS HECHAS CON CUADRADITOS TEJIDOS AL CROCHET, CON LOS RESTOS DE LANA. ASI NOS VAMOS RECONSTRUYENDO.

UN BESO GRANDE Y BUEN FIN DE SEMANA!!!

TORO SALVAJE dijo...

Quien pega cachitos es que todavía espera.
Envidia me da.

Besos.

Manuel dijo...

Puede, mi querida Laura, que muchos caminos acaben en pared. Pero por todos aquellos que terminan en cualquier otro sitio, merece la pena caminar.

Y si, seguro que hay futuro, y esperanza, y seguro, también, que cada día nos espera un milagro.

¿O no fue un milagro conocerte?.

Mis felicigtaciones con un beso.

Juan Risueño dijo...

A las vidas boca abajo sólo les valen manos y palabras de ánimo. Llorar, gritar, sí, pero sólo hasta que la impotencia salga por el último poro, hasta que sus cuerpos rotos queden llenos de sueños de lucha y esperanza.

Impresionante lectura de su vía crucis.

Un abrazo, querida Laura

Juan Risueño dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
flamel dijo...

estimada amiga he vuelto una vez mas y te invito a conocer mi nueva casa, allí compartiremos razones locas...


entre brillos nocturnos de encanto
entre brisas y pasos airados
allá van las razones locas que viven en mi
locas de amar
verso fugaz
que confunde a las almas por donde ellas van



Besos

Maritza dijo...

Felicitaciones miles, Lauri, me encantan las dedicatorias para alguien especial y particular, ÚNICO!porque pienso que eso derramar amor...nada más que por eso, no por egos.
Y es muy cierto tu mensaje implícito en el poema, siempre siempre se abren posibilidades y mejor es levantarse diez miles de las caídas, pero permanecer,seguir en la lucha y en los sueños.

GRANDE,LAURI!
;)
Y felicidades a la persona a quien fue dedicado.

galmar dijo...

Felicidades para Sally y gracias por tu comentario!!
un buen pegamento hace milagros, aunque creo también que los sueños pueden ir cambiando con el tiempo, y no ser lo que fueron, con lo que el pegamento no soluciona nada; me gusta lo de la solidaridad!
un abrazo

Leonel Licea dijo...

Eso es la vida, una secuencias de luchas, derrotas y victorias, una secuencia de milagros y esperanzas que vale la pena vivir, como valen la pena los sueños.

Un abrazo muy fuerte para ti, Laura.
Leo

Alma Mateos Taborda dijo...

Un poema impactante e intenso, siempre hay lugar para pegar sueños rotos, pero siempre cuesta zurcir el corazón cuando nos duele. Muy bello! Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

En la vida es una lucha constante en la que se pierde y se gana. Siempre hay que seguir luchando. Bella dedicatoria.

Muchos besos Laura.

Hasta pronto.

Miguel de la T.P. dijo...

PASE POR TU BLOG SIENDO UN HONOR EL VISITARTE. DESDE EL PLATEADO JAEN UN ABRAZO

TriniReina dijo...

Como la vida, una constante lucha, un constante ganar y perder. Al menos hemos de probarnos que podemos, queriendo poder.
Y siempre, siempre saber pegar los sueños rotos.

Besos

Asolada dijo...

Qué bien me sientas. De pronto a la chica surrealista, (que no sabe de dónde le viene) le invaden unas ganas terribles de ponerse en marcha.

Muack!

Marcos Callau dijo...

Interesante trabajo el que nos muestras hoy, amiga Laura. Me ha gustado mucho el principio (con esa palabra desordenada) y el final. Aún se pueden recomponer los sueños rotos... Besos.

Marisa dijo...

La victoria está en
no darse por vencido,
tendremos que seguir camino
en ir pegando retazos
que nos ha roto la vida.

Un gran abrazo

Jorge Torres Daudet dijo...

Si, Laura, hay que gritar muy alto para denunciar la pederastia. Que infamia!
Me ha encantado tu dedicatoria.
Besos.

Rosa dijo...

Me gusta el título y ese desorden lineal que propones de inicio...

Me gusta tu mensaje y el final con esos "cachitos de sueños rotos".

Se unen dos cosas en tu poesía corazón: tu bondad sin límites y tu mirada poética en todo lo que te rodea.

Buen poema corazón. Gracias por estar en Libertad el jueves... Me he acostumbrado a verte.

Muchos besos

María Socorro Luis dijo...

Bello mensaje de esperanza.
El milagro es posible. Tiene que ser posible...

Cariños siempre.

FRANK RUFFINO dijo...

Laurita:

En el solar de mi casa hay un árbol mágico. Te invito a él a beber de su elixir. Dejo la puerta entreabierta, tal vez no me veas, seguro que andaré por el campo dándome mi habitual paseo. No te dé pena: toma todos los frutos que desees.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

P.D. Voy a leer tu texto. Hoy estoy al revés, amiga, al revés: siempre vuelve la burra al maíz. Ya ves, cuesta, por más consejos y buenas intenciones que me has dado.