12/6/11

Nos buscamos

Nos buscamos.
Todavía nos buscamos
como dos adolescentes
en los brazos de la noche
que se viste de infinito.

Jugamos aún, a veces,
a medir la resistencia:
Yo me hago la dormida
y tú finges estar cansado,
mientras nuestros cuerpos
nos dicen sólo verdades
y se eriza nuestra piel...
Arden los labios-deseo
en el fingido silencio
con sed de caricias maduras
y de carne cálida dispuesta
una vez más
a la completa entrega.
A ver quién cede primero.

A veces, nos da la risa.
Enredamos en uno
nuestros cuerpos
juguetones
y dejamos que la química
haga eficaz su trabajo.

Del humor a la ternura,
de la ternura a la pasión,
de la pasión a la locura...
una y otra vez igual
pero todas distintas y únicas
durante casi treinta años.

37 comentarios:

soy beatriz dijo...

Qué te puedo decir más que magnífico!!! Es un poema magnífico!!! Me quedo llena de emociones que ahora no puedo dejarte en palabras. Eres una grande!!!

Un beso grande y hermoso domingo para vos.

Edurne dijo...

Yo también quedo totalmente emocionada con este hermosísimo poema!

Una suertuda, eso es lo que eres!
Y que os dure... otros treinta más!

Besitos.
;)

Juan Risueño dijo...

"Es un prodigio amarte con las palabras de siempre...", que le escribí no hace mucho.

Cuando el amor no es cuestión de tiempo, sus cumpleaños no nos hacen viejos para nada, da igual cumplir treinta que cincuenta.

Un abrazo

Asolada dijo...

Da igual lo que hagas. Y de lo que hablemos. Tú a lo grande siempre. Siempre ha sido así :)

Un besazo.

TORO SALVAJE dijo...

Bendita química.
Que siga la fiesta.

Besos.

Noelia Palma dijo...

viva el amor, Laura querida!!
la pasión no dura tanto si no es a través del amor!....
mil besos

Marcos Callau dijo...

Lo difícil es hacer que la llama perdure. Este poema es toda una declaración de intenciones para intentarlo eternamente. Besos.

Maritza dijo...

¡Qué bendición!
Felicitaciones por lo que muestra el poema y por el poema mismo!
La verdad es que se siente el amor maduro.Maravilloso.

ABRAZOS,Laura!

carmen jiménez dijo...

¿Valen veinticinco? Y es que la risa no se puede perder porque si no estás perdido.
Un besazo y felicidades por el poema.
Nos vemos pronto. Eso espero.

Estrella Altair dijo...

Realmente bello y directo al corazón... y a la pasión..

Me gusta Lauri..

Pluma Roja dijo...

Un magnífico poema Laura. que bien describes la pasión, el deseo y la ternura. Contagias con esa maravillosa expresión.

¡Felicitaciones poeta!

Besos.

Terly dijo...

Qué expresión más poética de la realidad más palpable de lo que es la escenificación y los preámbulos del amor, comenzando por lo sutil y terminando en un amor apasionado, fogoso e incontrolado.
Besos, Laura.

Leonel Licea dijo...

Imagenes muy bien logradas Laura, para describir con precisión quirúrgica, el encuentro y la pasión.
Enhorabuena.
Un abrazo enorme para ti.
Leo

Rosa dijo...

Qué hermoso poema Laura corazón. Qué dulzura pensar en treinta años y ser capaces de revivir el amor de adolescencia, aunque sea sólo a ratos.

Ha sido un placer muy dulce leerte esta noche.

Un abrazo enorme y cercano

Manuel dijo...

¡eso es ser joven, querida Laura!...

Y a eso se le llama amar.

Cada día me alegras con tu poesía y con la sonrisa de tu ojos.

Por eso te echaré de menos (¡tanto!) el día 16... No se si me acostumbraré a no verte.

Un beso.

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Poetisa Laura Caro:

Tu poema es un himno al amor de pareja, de felices esposos que han sabido encontrar el secreto para poder seguir a pesar del tiempo y de las trampas de este mundo convulsionado que distorsiona al individuo y lo hace caer incontables veces. Os felicito a ambos, te felicito a ti por tu pluma espontánea y certera.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Tiene tu poema una verdad ineludible ¡el deseo está, no en la cronología sino en la mente y el deseo! Tiene tu poema, la palpitante sensación de los deseos.
Felicidades treinteañeros ¡aún!

www.hablaspalabras.blogspot.com

Abuela Ciber dijo...

Bellisimo poema de amores correspondidos.

Laura
Que la semana se presente buenisima, son mis deseos para l@s amig@s blogger@s.
Recibe mi cariño

................
Frase de la semana:
Mira en cada atardecer, la promesa de un mañana.
(web)

Elisa Berna Martínez dijo...

Enhorabuena Laura, el amor es una flor delicada y no todos saben cuidarla. Tu poema es un regalo. Un besico!

ROCIO dijo...

Enhorabuena amiga, deseo que te dure muchos años esa felicidad y complicidad, así como la belleza de escribirla.

Un besote.

Rocío

Lembranza dijo...

Realmente precioso laura. Tanto el sentimiento que desprende el poema, como su composición. Un beso

Narci dijo...

Bella imagen del amor y de la pasión que se extiende en el tiempo y apunta a la eternidad.

Besos

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Laura: en brazos de la mujer madura. Qué bonito, o sea, qué bonito. ¡Buscarse treinta años después! Emocionante. Buscarse y encontrarse desde la piel hasta lo más hondo. Que aprenda un poquito la Cameron Diaz esa.
Saludos blogueros

José Ramón dijo...

Laura amiga cuanta belleza en su poema ablanda los corazones más disciplinado
Saludos desde
Abstracción textos y Reflexión.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Poetisa Laura:

Te cuento esto (también he compartido este pequeño relato en mi blog): así, ensopadito en alcohol, en una pura llamita, fui ahorita donde mi peluquero de infancia y de toda la vida a desyerbar el alma mía, estuvo cortando y cortando largas plantas oscuras, carnívoras y venenosas. Mientras hacía esto me habló de cuando tenía una propiedad por el río Santa Rosa, aquí en Tilarán (mi “Náralit”), un lote que le había vendido el bueno y pujante don Domingo Flaqué Montull, catalán fundador del Tilarán moderno para quien mi padre trabajó por muchos años administrando su hacienda y el servicio eléctrico y de agua para el pueblo. Pues un día, relata él, estando en esa propiedad adquirida, cerca de la quebrada, escuchó limpiamente el sonido de una ocarina, diáfana, celestial! Regresó a su casa y le contó esa visión sónica a Élida, que así se llamaba su esposa, ella le recomendó cavar exactamente donde había apreciado la melodía ancestral. Eso hizo y a medio metro de profundidad encontró una tinaja, dentro de ésta otra, al abrirla estaba el bello instrumento musical como acabadito de hacer con su esmalte original y todo. Don Fernando Zúñiga, el peluquero que ya hace 85 años, asegura que cerca de las huacas o estos sitios arqueológicos moran los espíritus de los indios. Mientras don Fernando atendía a alguien afuera, pues vende yerbas medicinales, abusé de su confianza: puse la ocarina en mis labios y con fe la soplé quedamente y comencé a escuchar el ancestral sonido, mi cuerpo se estremeció y la silla de barbero empezó a moverse por sí sola hasta girar 360 grados, dejé te soplar y quedé otra vez en la posición anterior, exactamente cuando el viejo peluquero y agricultor entraba a terminar el corte. Amiga mía: el espíritu del indio estuvo conmigo. Han dicho siempre que viajar es un placer, abordar un avión y volar a nuevos rumbos, conocer sitios y gentes especiales. Te digo: esta tarde he viajado en la música de la ocarina.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

TriniReina dijo...

Esto sí que es un amor duradero y completo y, además poético, por si le faltaba algo al dulce.

Imagino que se lo habrás recitado, no?

Besos
PD: Precisamente hoy es mi 32 aniversario de boda:):)

Elena Lechuga dijo...

PRE
CIO
SO

María Socorro Luis dijo...

Y por lo menos otros treinta mas, seguirás cantando al amor... como protagonista, claro.

Treinta besos.

Charcos dijo...

y que no pare esa búsqueda mutua


besicosss

Jorge Torres Daudet dijo...

Además que es un bello poema, lo más hermoso, es que creo que es auténtica realidad.
Enhorabuena por ello.
Besos.

Pato dijo...

¿¿¿¡¡¡Casi treinta años así¡¡¡???

Es para celebrarlo Laura =)

Mis felicitaciones a la que se hace la dormida y al que finge estar cansado.

Besos

elisa...lichazul dijo...

excelente juego , ojalá muchos lográsen ese complemento y complicidad

Felicitaciones Laura querida, tu poema nos mueve y nos estimula a desear historias así

rubén lapuente dijo...

De cada noche que tienes su cuerpo recordar uno distinto. Sí, es infinito

Mayte Freire dijo...

Desde que nacemos hasta que morimos, elegimos. Elegir y luchar son dos verbos parejos en un largo camino en el que infinidad de veces no hay salida, pero no debemos rendirnos, porque siempre cabe la esperanza. Yo también creo que todavía estamos a tiempo, que todavía hay futuro donde pegar los sueños rotos.

Laura, es un placer leer tus poemas por que en ellos pones el corazón.

Un bico.

Javier dijo...

Una firma inequívoca de tu amor.
Nada más, y nada menos.

Saludos.

Angie Solarte Muñoz dijo...

Me encantan tus poemas... me transportan a otro mundo, a mi mundo, a mi intimidad. Muchas gracias por entregarnos tus versos, y muchas gracias por ser mi primera y única seguidora...Abrazos desde Colombia!