11/7/11

VIENTOS DE CAMBIO ( Versión corta)

PARA MARINA, EN SU JUBILACIÓN

Vientos de cambio y luz se otean.
Nuevos proyectos amanecen hoy tibios
en este laboral junio lluvioso.
Tantas cosas por hacer
-algunas incluso aún por descubrir-,
frente a tantas otras hechas ya.
¡ Y tan bien hechas...!

Septiembre en un interrogante
juega a redescubrirse ocioso.

Volver a encauzar el río,
reconducir el agua hacia el origen,
beberte la vida a sorbos pausados
disfrutando del vaso y de la compañía,
cambiar el reloj ávido y preciso
por el amplio calendario,
vivirte,
vivir intensamente,
ser tú misma porque sí,
gestionar por completo
todo tu tiempo…

Las aulas asumirán nostálgicas
la silueta borrosa que dibuja
una nueva profesora,
mientras intentan comprender
que has volado hacia tu propia vida.

El colegio lleva parte de ti
y tú de él, ya para siempre.

En la memoria de aquellos niños,
en su bagaje humano y cultural,
en su riqueza de espíritu,
quedan tus palabras y tus gestos.

El maestro nunca termina su labor :
sigue enseñando a los hijos de los hijos,
cuando lo nombran y lo recuerdan.

Vientos de cambio y luz se otean.
Que esos nuevos proyectos conserven
intacta tu sonrisa,
mientras repasamos con el dedo
tímidamente tus huellas.

GRACIAS.
.............................................................................
Perdonadme la ausencia todos estos días. Iré visitando poco a poco vuestros espacios en esta semana, hasta recuperar el ritmo. Gracias por seguir ahí.
Un abrazo ENORME.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso poema y a Marina desearle que disfrute de su jubilación.
Un saludo.

Oréadas

TORO SALVAJE dijo...

Bonito regalo le has hecho.

Bienvenida!!!

:)

Besos.

Marisa dijo...

Un bello homenaje para Marina
después de dedicar toda una vida
a la enseñanza.Que disfrute
de esta nueva vida que se presenta
por delante.

Besos para las dos

Jorge Encinas Martínez dijo...

Como profesor me siento muy identificado y emocionado por tu homenaje a Marina. Me gusta todo, pero me llega mucho el "volar hacia la propia vida".

Un abrazo

Alma Mateos Taborda dijo...

Un regalo valioso en un momento especial para Marina. Un homenaje claro y merecido Un abrazo.

FRANK RUFFINO dijo...

Estimadísima Poetisa Laura:

"El maestro nunca termina
su labor: sigue enseñando a los hijos de los hijos,
cuando lo nombran y lo recuerdan".

Todo tu poema debería ser destacado en oro y piedras preciosas. Esta poesía tuya es del tipo que gusta al gran público: hay empatía. Cientos de miles de educadores españoles y del mundo te harían un homenaje así por este texto tuyo.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino.

soy beatriz dijo...

ja queridísima Lau, yo que estoy re sensible leo este poema y se me hace un nudo en la garganta de la emoción.
Bellísimo poema, un regalo para el alma.

Besos amiga!!!

Manuel dijo...

¿Me harás un regalo así cuando me jubile, Laura?.

Si yo fuese Marina estaría feliz de tener una amiga com o tú.

Y si fuese alumno desearía tener una profesora como pintas (y que fuese amiga de alguien como tú).

En fi, que me ha encantado tu GRAN homenaje.

Un beso.

Marcos Callau dijo...

Si hay que afrontar una vida, después de la jubilación quñe mejor manera de hacerlo que con un poema tan acertado y positivo, tan lleno de esperanza como este. Muy bueno, Laura. Besos.

Rosa dijo...

Hermosas palabras de bienvenida al mundo con todas sus horas intactas por vivir.

Mi querida Laura siempre encuentras la palabra justa, el verso adecuado, para hacernos sentir cada paso por la vida como propio.

Un abrazo y felices vacaciones. Espero que descanses un poquito al fin

Pluma Roja dijo...

La jubilación es eso que tu dices: vivir para ti.

Besos Laura.

Maritza dijo...

Precioso poema dedicado.Nuevas puertas se abrirán, nuevos pasos andarán, o quizás sea sólo a otro ritmo... Sea como sea, que sea inolvidable para ella.

Abrazos,Laura.

Esilleviana dijo...

Hola Laura
siempre es muy agradable volver para leerte.
Precioso poema para homenajear a una compañera, que sin duda se habrá emocionado al escuchar como recitabas tu poema. Son momentos muy emotivos y estas hermosas y amistosas palabras habrán hecho que M. se conmueva y enternezcas (imposible resistirse... yo soy muy llorana y en casi todas las jubilaciones lloro... :)).

me agradó mucho leerte, te encontré en el blog de Aída.

un beso
y felices vacaciones.

Leonel Licea dijo...

Tu poesia es siempre certera, Laura, es siempre un impulso, un latido, una verdad.
Me gusta mucho, Laura. Un abrazo enorme y mil besos.
Leo

Juan Risueño dijo...

Hermoso poema, Laura, y un bonito regalo que tu amiga Marina debería enmarcar y colgar en un lugar de paso.

En este mes de calor agobiante el trabajo es especialmente duro pero ya miro las vacaciones, aunque serán cortas.Ya ves, unos van otros vienen.

Un abrazo

TriniReina dijo...

Espero que Marina disfrute, como siempre soñara, de su jubilación.

El poema es un magnifico presente.

Besos y versos

Lía dijo...

Que regalo tan bellísimo le has hecho, Laura, preciosa..

Y como me alegra tu regreso..¡se te añoraba!

Un besito

Elisa Berna Martínez dijo...

Es momento del "a otra cosa, mariposa". Punto de inflexión, hora de los cambios. Precioso regalo Laura. Un besico.

José Antonio del Pozo dijo...

Repasar con el dedo tímidamente tu huella...
Ahí está el tesoro de la amistad y de la admiración. Muy bonito,Laura
Saludos blogueros

Julio Díaz-Escamilla dijo...

La destinataria se sabrá honrada y querida con estos versos que, a guisa de comentario, casi serían nuestros para homenajear toda una vida entregada a la enseñanza de tantas generaciones. Seguramente tu homenaje, pondrá un trocito de dicha en la amiga y profesora.
Un abrazo.

Lola dijo...

Hola Laura, buenos son esos cambios aunque al llegar parezcan el final de la vida...
Pero es allí cuando se puede hacer lo que no hemos tenido tiempo, es nuestro caminar a nuestro ritmo, sin reloj, y sin fechas de nadie solamente nuestras.
Me ha encantado. Un beso.

Namasté dijo...

Bienvenida, se te echaba de menos...
Me ha encantado tu manera de despedirte del oficio, que cuando se siente como tú lo narras es una verdadera vocación. Qué suerte quienes hayan tenido la oportunidad de tenerte de profesora!
Yo también me dedico a esta profesión, en otro ámbito diferente, pero tratando también con personitas que se merecen que les demos lo mejor de nosotras y me ha emocionado leerte.
Gracias y ahora que has vuelto te seguiré los pasos de nuevo.
Y gracias por las otras cosas que me has dicho, ya sabes. Has conectado plenamente con lo que sentía.
Un besazo

Diana Profilio dijo...

¡Qué belleza, Laura! Sentidos versos que plantean una nueva vida; un nuevo cauce. Besos a Marina -debe sentirse orgullosa de haber recibo tan hermoso y cariñoso homenaje.
Aprovecho, Laura, para felicitarte nuevamente por tu poema "Primer día de escuela". Ya lo hice en el blog de Beatriz, pero merece más halagos... La música de Ruth crea una atmósfera emotiva donde la maravillosa interpretación de Beatriz se luce. Y qué decir de tus versos... ¡Me han encantado! Un beso grande y felicitaciones!!!