17/8/11

Calor estival

Bésame pronto.
Abrázame loco.
Siéntelo todo.

Árdeme entera.
Bébeme intensa.
Suéñame eterna.

Ámame lento.
Víbrame inmenso.
Rúgeme el cielo.

Si después es de noche...
si no hay luna...
si se rompe la memoria...
¿ a quién le importa?

23 comentarios:

Cecy dijo...

Es amor después del amor...que tiene otro tipo de memoria.
Es intensamente lindo.

Un abrazo Amiga!

Maritza dijo...

ALELUYA!!

Guau...el calor está dejando sus estragos mejores!

Es precioso precioso,amiga!
(Vaya! y con semejante invierno por acá!)
;)

ABRAZOS MILES.

Betty Mtz Compeán dijo...

Hola Laura, pero que lindos versos al amor, preciosa, preciosa, tu poesia, muy intensa y llena de pasion...en esa brevedad plasmas un maravilloso mundo de amor y locura. Gracias amiga por compartirnos algo tan hermoso.

Un fuerte abrazo.

Pato dijo...

A veces no me ha importado nada...Tal es la intensidad del amor.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Pues eso.

A quién le importa?

A seguir rugiendo.

Besos.

TriniReina dijo...

Eso, al grano, sin medias tintas. El luego ya vendrá, pero ahora...

Besos

José Antonio del Pozo dijo...

Intensidad, así es la intensidad y la inmensidad del amor, bueno y de la poesía amorosa, que todo lo devasta, que hasta la luna rompe en mil pedazos.
Flecha directísima, pues. Tocados quedamos.
Saludos blogueros

Marisa dijo...

Después de esa
marea de pasión,
-nada importa-
se está en el cielo.

Un gran abrazo

Pluma Roja dijo...

Pues sí, a quien le importa. Seguir viviendo tu eternidad.

¡Excelente!

Besos Laura.

Juan Risueño dijo...

Nos importas, aunque me apunto a José Antonio, flecha directa al corazón.
Bien, bien, Laura, por ambos motivos.

Un abrazo

Leonel Licea dijo...

Como quien dice: " Carpediem"

Ese ritmo de los tercetos: Ay,como me gusta!!!!
Un abrazo fuerte, Laura.
Leo

Marcos Callau dijo...

El calor itene estas cosas. Muy buena esta pasión entre versos, Laura. Enhorabuena por el ritmo que tiene este poema.

adel dijo...

Sólo importa que le importe a quien le debe importar...¿o no?

Me gusta tu rincón ¿puedo quedarme?

Abrazo

Adel

soy beatriz dijo...

Lauuu, que bello poema. Me deja soñando con un amor así. Gracias, por escribir como lo haces, siempre llegas a mi alma.

Un abrazo enormeee y gracias mil gracias por tus palabras, siempre tan generosas en mi blog.

Diana Profilio dijo...

¡Me encantó! Luego de vivir ese momento con intensidad y pasión, el resto es nada... Bravoooooooo!!! Un beso grande y mis felicitaciones.

eloy dijo...

¡¡¡QUÉ BONITO!!!

Abrazos

eloy

Ian Welden dijo...

Exacto! Cuando se vive el amor intensamente y hasta la última gota, nada más tiene importancia.
Me ha fascinado tu manera de escribir, siento que has sido muy espontánea, como un juego.
Abrazo querida Laura, que tengas un magnífico fin de semana,

Ian.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Bravísimo ¡ternura y arrebato a granel! ¡Dulzura y rugidos por doquien! Los versos encienden el camino de regreso del lector.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Vaya, qué romántica y erótica, Laurita...

Cómo debe ser. L'amour, l'amour...

Besos y rosas.

Edurne dijo...

Joé... esto es una intensidad de amor que pone los pelos tiesos y la carne de gallina clueca!

Me ha encantado!

Aprovecha, aprovecha, que siga siendo siempre así!
Suertuda!
;)

Un besote enorme, compi!

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

¡Felicitaciones! He ido a escuchar la fantástica producción que las señoras Beatriz Salas y Ruth Casas han hecho de tu espléndido poema Primer día de clases, y me he quedado por un buen rato sin poder reaccionar ante tanta, tanta, tanta belleza. De por sí, el poema es una maravilla, pero verlo caminar, escucharlo estar en ese primer día de clases ¡es toda una experiencia! Enhorabuena.
Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda.

Saludos y un abrazo.

María dijo...

Suavidad y armonía en tus letras, muy bellos versos.

Un beso.