31/8/11

MInutos que son horas

Se ha escondido la risa
detrás de la pared.
Se oye lejana
-fantasmal-,
despeinando el ego,
corrompiendo los labios-beso
y las manos-caricia,
suicidando
en absurdas hileras
hacia el vacío total
las pocas miradas de parpadeo lento
que quedan aún
pendientes de exilio.


Manos nerviosas.
Cuerpo extrañamente mudo
desdibujando mapas
de futuros caminos.

Sin promesas,
sin susurros,
sin destino,
sin equipaje...

Sólo un espejo viejo
y esa risa...

Esa risa cruel
que se oye
-al compás de un tic-tac-
haciendo burla
detrás de la pared.

26 comentarios:

Manuel dijo...

Querida Laura: me encanta inaugurar los comentarios.

Tu poema me ha sonado como un recorrido onírico, como un mal sueño de los que nos dejan llenos de desazón o rabia.

"...las (pocas) miradas de parpadeo lento que quedan aún pendientes de exilio..."

Muy gráfico, si señora. Mi felicitación por este intenso poema.

Un beso grande.

Cecy dijo...

a ese panorama tan desalentador con risa burlona, hay que sacarle el tic tac del reloj. Porque tenes el tiempo para colorear una linda son-risa.

Un abrazo!

Marisa dijo...

Una inquietante risa
que se burla
que incomoda,
minutos que son horas
detrás de la pared.

Es tanto lo que transmite
que dan como ganas de acallarla.

Soberbio

Mil besos

Leonel Licea dijo...

Conozco esa sensación de tiempo detenido, que no quiere pasar, es como dices, sientes que se ríe, que su burla hace mella, y no logras desprenderte , el tictac se hace mudo como el rumor de tus pasos.
Qué bien lo dices, Laura, se tocan las imàgenes de tus versos.
Un abrazo muy fuerte y un beso.
Leo

Saudades8 dijo...

Laura, me gustan tus palabras y yo simple mortal te mando mi sonrisa sin esconderme tras las paredes, de frente.

Tienes mucha poesía y espero que poco a poco encuentren tus palabras caminos de luz, de sosiego, de felicidad y paz.

Un beso desde mi nube madrileña

María Socorro Luis dijo...

Me ha sorprendido este poema que rompe un poco tu estilo, pero para bien, a mi entender.

Un poema diez. te felicito.

Besosyversos

Luna dijo...

El tiempo, todo pasa mientras las horas se gastan, mientras el espejo todo lo retiene.

Un placer visitarte, Laura.
Saludos enormes.

Namasté dijo...

Bienvenida, aunque no sé si para ti es un placer el regreso, o si este tic tac de un reloj detenido de tu precioso poema forma parte de tu estado de ánimo. Espero que no.
Qué difícil es a veces regresar cuando lo que se quiere es huir...

Maritza dijo...

Hay cosas que nos atrapan inexorablemente, como lo que siento con estas horas lentas, lentísimas...
Me deja una sensación de desasosiego, como una crisis de pánico, algo difícil de gobernar...

ABRAZOS MILES, LAURITA!

Pluma Roja dijo...

Menos mal está detrás de la pared, que tal si la tuvieras enfrente. Si escondida provoca esa sensación. Ufff, un profundo poema el tuyo, de los que te he leído este es uno de los que más me ha gustado.

Un fuerte abrazo querida Laura.

Hasta pronto.

TORO SALVAJE dijo...

Me resulta inquietante el poema.
Esa risa me ha puesto de los nervios.

Besos.

Eudora dijo...

Buen poema. Me gustó la línea final sugiriendo el desengaño o la decepción que suele traernos el tiempo.

BUEN BLOG
Un placer leerte.

carmen jiménez dijo...

Esas risas que un día tuvieron boca y manos. Esa risas fantasmales que se escuchan detrás de la pared ya sin ojos, ya sin piel. Risas crueles que nos recuerdan que un día fueron risas hasta que cruzaron la pared. Siempre te supe poeta cien por cien.
Qué ganitas de verte ya!
Entretanto te dejo mi sonrisa y mis besos.

Angie Solarte Muñoz dijo...

el tiempo nos deja atrás o en frente? no lo sé, simplemente es cierto lo que dices en tu poema, lo sentí muy cercano a la realidad...

Betty Mtz Compeán dijo...

Mi querida Laura, a veces el tiempo pasa tan lento, son situaciones muy poco alentadoras, conozco esas sensaciones, muy profundas tus letras.

Abrazos.

Juan Risueño dijo...

Ese espejo viejo, Laura, sabe de sobra de qué se ríe. La risa es de si tiempo que también tiene memoria.

Un abrazo.
Me alegra tu vuelta.

Juan Risueño dijo...

La si es su

Rosa dijo...

Bienvenida de nuevo corazón... Mira que da gusto encontrarte y aún más leerte.

Inquietante risa que suicida las pocas miradas de parpadeo pendientes que sobrecoge.

Un abrazo mi niña

Mercedes Ridocci dijo...

¡Cuantas risas se esconden detrás de una pared!
Buen poema.

Un abrazo
Mercedes

Carmela Rey dijo...

Un poema inquietante sin duda.La risa y tú, sabeis que se esconde detrás de esa pared.
Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

muy buena tu poesía de la zozobra, de la desazón, de la confusión, de las dudas que a todos nos consumen, qué bien has manejado las palabras, justas y cortantes
saludos blogueros Laura

Alma Mateos Taborda dijo...

Un poema excelente que me lleva a pasear por distintas sensaciones. Muy bien logrado. Un abrazo.

Marcos Callau dijo...

Muy bueno, Laura. Está lleno de paisajes y de caricias imaginadas e inquietantemente reales. Estupendo. Besos.

Chogui dijo...

Hola Laurita: un cordial saludo, y disfrutando esos inquietantes versos, con esas risas fantasmales detrás de la pared. Excelentes.
Hasta siempre .

Abrazos.

Juan Carlos T. V dijo...

EL TIEMPO AMIGA MIA , EL TIRANO TIEMPO...
LASA AGUJAS A VECES NO CAMINAN EN LA HABITACION EN UN CUARTO LLENO DE SOLEDAD...

EL TIEMPO AMIGA MIA PARA QUIEN SABE RECORDAR , AL IGUAL QUE PARA QUIEN SABE AMAR , NO PASA NO TIENE ARENAS..

UN GUSTO SABER DE TI...

Estrella Altair dijo...

Bueno las risas a veces dan paso a dolores y sufrimientos necesarios para el cambio..

cambios que nadie nos puede regalar, salvo nosotros mismos implementando en primer lugar la honestidad de aceptar que la risa se fue y el trabajo comienza..

besos