21/4/12

Instantes

Así, acurrucados, piel con piel,
mi espalda anidada en tu pecho,
tus brazos rodeando mi contorno,
nuestras piernas tiernamente enlazadas ,
las manos unidas una sobre otra,
respirando tu piel tan cercana y tan mía...

el mundo se me antoja
como una eterna promesa 
de arco iris de colores.

Me duermo con la ingenua certeza
de que el tiempo no roba los instantes perfectos.

25 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Y dormirte así en los brazos del amor, es vivir soñando y soñar viviendo.
Hermosos y llenos de ternura tus versos.
Besos.

Juan Risueño dijo...

El amor bebe de instantes: un beso sentido...un abrazo con sentido...un enlace consentido...
Es bonito respirarlos, y acoplarlos a la memoria, recuperarlos cuando ataque el tedio, baje el ánimo...

Un abrazo Laura

OZNA-OZNA dijo...

miles de gracias querida y admirada poetisa por concedernos el privilegio de ser testigos de la belleza de tus versos, muchos besinos y feliz fin de semana con todo mi cariño.

María Socorro Luis dijo...

Los instantes perfectos suelen ser eternos.

Tierno, mimoso...

Abrazos

Cecy dijo...

El tiempo afuera de robar ese instante único, que respira para hacerse eterno en la cotidianidad.

Hermosamente tierno.

Un abrazo querida Laura.

Rafael dijo...

Instantes maravillosos de un "arco iris" perfecto.
Un abrazo en la tarde,
Rafael

Maritza dijo...

Ay Laurita, por Dios! Nos haces sentir cada palabra, cada sílaba...en un torrente de emociones.
Pura PLENITUD! Esos INSTANTES son ETERNIDAD PURA, son maravillosos; nada falta, nada puede hacer falta, todo ES!!.

Rescato la imagen de su pecho cubriendo la espalda de la hablante... Significa muchas cosas para mi.
Creo que esa imagen es bien entendida y valorada por una mujer que sabe de fríos y ausencias.

Otra preciosidad desde tu pluma y tu alma!

BESOS, AMIGA MÍA.
FELIZ FIN DE SEMANA, con espalda cubierta.

TORO SALVAJE dijo...

Ternura insuperable.
Unidos en el arco iris.

Besos.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Es la mejor manera de dormirse... la ingenuidad siempre despierta en nosotros los mejores momentos :)

Un abrazo

Saudades8 dijo...

Laura no salgas de ese nido que acoge, no salgas de esa unión de ternuras, a este espectador le gusta lo que dices y lo que olvidas.

Un beso,

Juan Ojeda dijo...

Justamente creo que esa es la mayor magia de los instantes. Presentarse como eternos (y de algún modo lo son).

Todo aquello que nos abriga por debajo de la piel carece de tiempos y edades.

Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Y no, querida Laura, ese instante nadie te lo puede robar. Es parte de tu propio ser y ni la muerte habrá de arrebatarlo.

Por eso, precisamente por eso, eres capaz de escribir cosas tan hermosas como este poema.

Un besazo.

Lapislazuli dijo...

Que mejor posicion que la que describes, disfruta no pienses en el tiempo
Un abrazo

Otto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lichazul...elisa dijo...

sensualidad y calidez de nido hay en tus versos Laura
me gustaron mucho y me da la sensación de hogar y raíz

besitos y feliz inico de semana

Nines Díaz dijo...

No es ingénua esa certeza, Laura. yo creo, como en tu contundente y bonito poema, que los momentos perfectos siempre permanecen privilegiadamente a nuestro favor.

Un beso.

José Manuel dijo...

Instantes como ese me gustaría vivir a mí a cada momento. Son tan perfectos que parecen nacidos del alma.

Besos

arena dijo...

no son instantes robados, son momentos disfrutados en cada roce, en cada beso, en cada suspiro entrelazado..

un abrazo

esperanza dijo...

Instantes eternos, por ser profundos, plenos.
Me encantó. Gracias Laura. Besos.

Kenit Folio dijo...

Es agradable pasear por tu blog.

Anónimo dijo...

Que linda seria la vida,si valorasemos mas ciertos momentos. Un abrazo Sole

La Solateras dijo...

Los instantes perfectos permanecen siempre. Y a veces dan lugar a poemas tan hermosos como éste.

Que disfrutes muchos de esos, te los mereces.

Un abrazo

enletrasarte(Omar) dijo...

un poema reflexivo, interesante
saludos

Raelynn dijo...

Hay instantes que se quedan anclados para siempre, donde todo se inunda de colores del arco iris y ni el mismo tiempo es capaz de arrebatarlos.Son instantes para vivir y hacerlos inolvidables.Felicidades!Es precioso!Laura me ha encantado descubrir tu blog y me quedo para seguirte.

Un saludo muy afectuoso.

Marcos Callau dijo...

Será ingenua esa certeza pero, seguro, es una buena manera de dormir. Muy bonito poema, Laura. Echaba de menos leer tus versos. Besos.