24/8/12

El árbol del Teneré

( Imagen tomada de la red)

Solitario y resistente, dibujaste un relieve único
en un paisaje inhóspito durante tanto tiempo...

Allí estabas en las noches más frías
acunando el brillo de las estrellas en tus hojas,
allí estabas en los días de polvo y arena,
con el abrasante calor cercando todas tus ramas,

allí  los días y las noches de tantos años,
abrazado por  el más absoluto silencio,

ése que solo se hace en el mundo de los muertos,
ése que es principio y fin de todo lo que existe. 


Allí permanecías, símbolo de eternidad,
noble superviviente en un mundo enfermo. 

Hurgaste la tierra muchos metros
buscando tu fuente de vida,
quizás buscando otras raíces
para poder amar como aman los árboles,
de raíz a raíz, sin artificios...
Pero nunca tuviste la caricia de otro como tú,
ni siquiera de otros diferentes.

Nadie arrancaba tus hojas, nadie buscaba de ti
mas que tu sombra y ese saber que eras
un milagro rozando sus ojos,
con hojas verdes y flores amarillas
sobre tu tronco viejo y desgastado.

Lugar sagrado y respetado por los tuaregs.

Lo que no pudo quitarte la madre Tierra
te lo quitó el Hombre en un momento
ene se día fatídico en que el alcohol
iba jugando con su inconsciencia sobre ruedas.

¿ Acaso fuiste un capricho de la Naturaleza?
¿ Acaso  una señal que no entendimos?
¿ Acaso fue tu muerte la predicción
de nuestra propia muerte en manos
de las máquinas y del progreso?

Lo que queda de ti reposa inerme
en las manos del hombre mientras sigues
sin saber aún por qué te arrancaron de tu tierra,
la tierra a la que te aferraste con afectoy tesón...

Hubieras preferido hacerte polvo en ella,
mezclar por fin la esencia de tu ser
conel suyo, después de batallar
tantas soledades a la intemperie.

En tu nombre han levantado una escultura
que nunca te hará el honor que te mereces
ni enterrará la culpa de tu silencio eterno.

( Nota: Si quieres saber la historia de este árbol, pincha  AQUÍ ).

..................

Este poema es un encargo que me hizo mi amigo bloguero Bosón de Higgs, aunque él ha preferido quedarse con otra versión del poema. Le agradezco de corazón  que haya compartido conmigo esta historia porque me ha hecho formar ya parte - de algún modo- de ella.
    

22 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Lo leí en el blog de Bosson de Higs y me quedé alucinado.
Te felicito otra vez.

Besos.

Bosón de Higgs dijo...

¡Ay, mi árbol querido...!, muchas gracias por ambas versiones. Ése árbol era ya poesía y tú la plasmaste en bellos versos, le diste voz, le diste alas, ahora su espíritu navega libremente feliz sin olvidar su divino desierto y las estrellas que acunaron su brillo en sus hojas hace ya mucho tiempo, ahora velará por ese pueblo tuareg y los guiará hacia buenas sombras y a benditos oasis y desde el más recóndito rincón del Teneré te dedicará-a tí Laura-la más bonita y agradecida de sus sonrisas.

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

genial!
saludos

Luna dijo...

Toda poesía la historia el árbol. Realmente un símblo de fortaleza.

Saludo enorme, Laura.

Ricardo Gonzalez dijo...

Lo he leído en el otro blog, homenaje merecido despues de esa trajedia...pobre árbol...saludos desde puertoarial.com

María García Zambrano dijo...

Precioso Laura. Y aprovecho para darte las gracias por tu comentario, tengo algún problemilla y no me deja responder a los comentarios ¡en mi propio blog!
Te decía que espero que el amor a un hijo sea así, sin condiciones... Todavía no lo sé.
Besos y nos vemos pronto
María

Lucas Fulgi dijo...

Estuve compartiendo esta historia, después de conocerla en el blog de Bosón de Higgs. Ya les agradecí, pero va de nuevo... gracias.

Otto dijo...

es que ya lo dijeron, la poesía es un árbol sin hojas capaz de dar sombra. Si la poesía es eterna...
este árbol nos proyecta una sombra perpetua, entonces la lírica se transforma en leyenda.

Rafael dijo...

Una historia hermosa unida a la tierra en ese árbol y esa imagen sagrada y mítica que tan bien relatas.
Un abrazo y feliz fin de semana.

Lapislazuli dijo...

Lo lei en el espacio de Boson, maravilloso
Abrazos

Marcos Callau dijo...

Quién no ha empatizado en alguna ocasión con el árbol de Teneré. Este poema le hace justicia. Gracias por regalarlo aquí, Laura. He disfrutado mucho. Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Vida que se escapa...

Saludos y buen fin de semana.

Juanjo dijo...

Hay tantas y tantas maneras de agarrarse a un suspiro de vida que no somos conscientes, por naturaleza de los logros que supone aferrarse a una de ellas cuando ya parece que no hay esperanza. Pero el final es la única verdad que vive en el mundo para siempre. Al menos, hasta que la palabra vida deje de tener ejemplos y significado.

Me han gustado muchísimo las figuras que has ido exponiendo en el poema, como las raices buscando caricias que alguién como él o de alguien diferente. Una alusión a que de vez en cuando, la vida más solitaria y mas dura, requiere de una muestra de cariño.

Estoy de acuedo plenamente, morimos con el avance. El concepto de humanidades se desvirtua por segundos. Y al final, todo acaba padeciendo por la irrupción de las máquinas. ¿Dónde quedaron las tertulias de principios del siglo XX en los cafés del mundo? En el mismo lugar que el árbol que el avance ha visto como una molestia, o la ignorancia del alcohol ha visto como un entretenimiento de esa esa muerte que anticipa el avance.

Un beso Laura y un buen fin de semana para ti.

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias querida y admirada poetisa por concedernos el privilegio de ser confidentes de la suprema belleza de tus versos dedicados a tan amado árbol. Muchos besinos y feliz fin de semana te deseo con todo mi cariño.

Abuela Ciber dijo...

Gracias por compartir sentires tan profundos.

Cariños

Esilleviana dijo...

Tu poema es la música que acompaña a la explicación que ofrece wikipedia sobre el Árbol de Teneré. Es una historia preciosa y sobre todo, una lección para todos las personas.

Un abrazo, poetisa.

Carmen Silza dijo...

.Precioso ese árbol, y la forma que le has fado en tu poema, he quedado encantada, genial amiga.Un beso y gracias por tu visita.

Cecy dijo...

Que linda historia Laura, y sobre todo con este poema que acompaña tan bien, tan justo, tan como vos.
Sorprendente.

Un abrazo con cariño.

José Manuel dijo...

Una forma muy diferente y hermosa de describir este árbol. Mucho más gratificante leer tus versos que una descripción enciclopédica.

Besos

Edurne dijo...

Teneré, la sola palabra ya es pura poesía...

Bellos los dos poemas, las dos versiones de una misma realidad.

Un besote enorme, compi!
;)

Oréadas dijo...

No conocía la historia de este árbol, al leerla tu poema ha cobrado vida. Un besito, me encantó.

Mercedes Ridocci dijo...

Es conmovedor, emocionante, ha tocado las entrañas de mi sensibilidad.
Me parece un poema genial.

Un abrazo y gracias por tu comentario en mi blog.