20/9/12

Poema raro, raro...



Miradas.

Filo, ausente.

                    Silencio. 

Incómodo recodo en una almohada.

La lluvia por sorpresa.

Una silla mojada en la escalera.

La respuesta que escondo fingiendo no encontrarla.

                     No me gusta.

No puedo, ya no puedo.

Me devora, me agota.

                         Los trozos esparcidos.

Unos niños jugando a armar el puzzle.

Mujer que ya no es la que ella fuera.

Miradas.

          Filo.

                  Ausente.


El reloj martillea,

                     martillea.

                              martillea...

22 comentarios:

andré de ártabro dijo...

El incómodo rincón de una almohada ya vacía, la lluvia inesperada , una silla que no vale para sentarse trozos esparcidos , un puzzle por hacer Y el ti-tac del reloj que martillea de forma cruel todas tus ausencias.
Hermosísimo tu poema y tristes esos tus sentimientos tan vienen gritados en tus versos.
Besos.

Rafael dijo...

Como bien dice André, parecen el tic-tac de un reloj en su lento despertar esos versos cortos, pero llenos de intensidad.
La tristeza viene añadida y son como un grito ahogado del que sale solamente un gemido...
Un abrazo en la tarde.

Antoni Barnils dijo...

En ocasiones los días pasan así de pesados. La rutina, el reloj, quien sabe ... pero pasan.

mi abrazo

acróbata dijo...

No es raro.
Se entiende perfectamente.
Y gusta sin gustar.


Saludos Laura.

Saudades8 dijo...


Yo a ese martillo pilón llamado reloj lo estampaba contra la pared, la vida tiene que pasar sin forzarla, dejando que nos despierten los pájaros o la luz que entra por la ventana pero no esa máquina a veces infernal.

Espero que todo quede en su sitio, que el vacío en la almohada se vuelva a llenar, con ilusión.

Besos,

TriniReina dijo...

De raro nada. Perfecto es su adjetivo.

Esos martillos...

Besos, Poeta

Pluma Roja dijo...

Muy bello este poema "raro raro"

Saludos cariñosos querida Poeta.

Otto dijo...

Es bastante intrigante, aunque pienso que en la cultura occidental sobrevaloramos el tiempo...si lo tratáramos como algo circular, quizás no nos demoliera cuando más le necesitamos de nuestra parte.

Asolada dijo...

¿Raro? Nada de lo que haces es raro, sino especial. Y te lo digo súper en serio :)

Un beso ENORME

María Socorro Luis dijo...


Enhorabuena, Laura por tu poema estrella.

Bellísimo en la forma y en el contenido.

Esos versos sueltos, ese final...

Para mi, número uno de la lista que te conozco.

Un abrazo grande, como tu poema

Luna dijo...

Es la vida y sus emociones golpeando, golpeando...

Saludos, Laura.

Juanjo dijo...

Raro.

Raro.


Dudoso...

Tengo que ponerme a estudiar de nuevo porque no recuerdo bien la líneas en las que se movían autores como Unamuno y Baroja y su "angustia literaria y existencial". Pero creo recordar que Unamuno fue una persona que no podía creer en Dios y que quería hacerlo para limar las dudas de la existencia, para darle un sentido a tantos años peleando... Y este poema, un ser, habla en sentencias breves, desesperanzada, es una mujer, porque dice que ya no fue lo que fuera, porque las cosas cambian y el cambio no es esperanzador... me da la sensación que es solitario: Silencio...
Filo ausente...

Recodo de una almohada ¿que no habla?
Niños armando puzzles ¿en silencio?

Quizá, y solo quizá, el sonido se halla en la respuesta que guardas y dices no tener...


Me encanta los retos mentales que lanzan tus versos, Laura. No tengo ni idea de saber si lo he interpretado bien, realmente, no me preocupa lo que piensa el autor, simplemente, me baso en lo que me transmite un texto. Y los tuyos, abren muchos caminos donde la riqueza para la mente, está garantizada.

Un beso grande y feliz fin de semana.

José Manuel dijo...

El tiempo asfixia cuando se vive con la añoranza de algo. Por eso yo hace años que no llevo reloj.
Este poema le puede llamar como quieras menos raro.
Feliz fin de semana

Besos

Walter Dardo Bohmer dijo...

Tic Tac Tic Tac... debe ser uno de los peores sonidos!!!
Hay tristeza en el martilleo, pero si abrimos un poquito uno de los ojos, también hay esperanza ;)

Rodolfo N dijo...

La vida es rara y por ende la poesía también lo es. Pero muy bien hilvanado y delicada tu poesía.
Cariños

Narci dijo...

el reloj martillea, y el tiempo no se detiene ni en los momentos sublimes, ni en los cotidianos. Sólo de nosotros depende que cada martillazo de reloj o de tiempo se escape de la rutina y se haga viento.

Besos

Elsa Tenca-Mariani dijo...

"filo ausente"...es el que desencadena este excelente poema ,nada raro, donde impera la síntesis.

Te felico !!
Un abrazo:Elsa

Rosa dijo...

No sé si es raro corazón, pero si así fuera, es una rareza muy bien hecha y en esa caída progresiva va dejando un nudo en el estómago amargo pero muy dulce.

Un besito princesa

Bosón de Higgs dijo...

El incesante martilleo del tiempo, que suena desagradable en su transcurso cuando hay tristeza e impotencia en él. Los silencios y las respuestas guardadas son los culpables de ese agotamiento, libérate y ese reloj transformará su martilleo en una suave melodía para tus oídos. Me han gustado mucho tus versos, no son raros, suenan como golpes secos. Saludos Laura.

Luna dijo...

Saludo enorme, Laura.

Manuel dijo...

Nada es raro entre tus manos. Nada es raro si se te mira bien de cerca, o bien se te mira desde un rincón, como para no molestar.

Tu sabes cuanto me gusta leerte.

Un beso.

Carmen dijo...

El desamor no se busca llega solo, mientras que la vida continua.
Hay que seguir viviendo en la esperanza de que el amor llamará de nuevo a nuestra puerta.
Un saludo