1/12/12

Atracción fatal

Voy masticando estrellas
agazapada,
inquieta,
bajo un árbol.

Me tiembla el pulso a veces,
- lo confieso- y no acierto
a quitarle la cáscara
a los sueños
más que de vez en cuando.

Alimento sin tregua
a la pantera
que me devorará
sin duda alguna,
pero yo sigo...



22 comentarios:

Edurne dijo...

Cómo me ha llegado!
Es lo mismo, lo mismo que yo hago...
Y ahí, aquí estoy, agazapada, con el pulso temblorosos, quitando las cáscaras a mis sueños, alimentando a mi pantera...

Me ha encantado, Laura!
Un besote más que enorme!
;)

Lichazul dijo...

sin tregua ha de ser
los sueños hay que abrirlos antes que se nos evaporen

abrazos y feliz fin de semana

Rafael dijo...

Quitar la cáscara a los sueños es algo que quizás hacemos algunos desde hace tiempo y aún nos faltan bastantes para terminar.
Un abrazo y feliz domingo.

TORO SALVAJE dijo...

Creo que muchos te hemos comprendido a la perfección.
Ay nuestras panteras...

Besos.

Oréadas dijo...

La pantera que llevamos dentro que no se resigne y jamás dejemos de soñar. Besitos Laura

Marinel dijo...

Es algo así como lo de cría cuervos y te sacarán los ojos...
No se puede evitar.
Bonito poema de verdad.
Besos.

María Socorro Luis dijo...


Bellísimo, Laura.

No te dejes devorar, no podrá con tus sueños.

Otro beso.

Maruja dijo...

Hola amiga, ha salido la pantera que todos llevamos dentro.
Un beso motrileño para ti.

Carmen dijo...

Me ha gustado eso de quitarle la cáscara a los sueños.
No te rindas en tu empeño y continua intentándolo.
Un saludo

Fina Tizón dijo...

Un bello poema; Laura. No hay que desfallecer nunca, y esos sueños que tu dices, a veces, son nuestro timón, así que adelante, a remar siempre.

Un beso

Fina

doble visión dijo...

Pues claro... Ud siga!

:) saludos

Saudades8 dijo...

Que nadie me robe los sueños, me faltaría el alimento, los amaneceres, me faltaría el aire que respiro cuando subo a la montaña, que no me hagan claudicar las alimañas que llevo dentro.

Un abrazo,

astaghfirullah dijo...

Soñadora y salvaje, mujer vestida de coraje...besos y que disfrutes de tu viaje.

José Manuel dijo...

Lo malo de abrir los sueños, es que despues de hacerlo se desvanecen.
Prefiero mantenerlos cerrados en un acogedor rincón de mi corazón.
Feliz semana

Besos

Gizela dijo...

Nosotros y nuestras panteras ...
Pero ir masticando estrellas, es buen, alimento, para seguir y seguir

Muy bello Laurita!!!
Besossss y linda semana

Anónimo dijo...

Me hace pensar este bonito poema, en los suelos que no querriamos despertar. Un beso de Sole

Antoni Barnils dijo...

Y sin decaer. Una vez atrapado... el sueño vive.

besos

Ian Welden dijo...

Masticar estrellas, aparte de ser una metáfora genial, es muy bueno para el dolor del alma.
Precioso y violento, querida Laura.Muy buén trabajo.
Te invito a visitar mi blog,creo que hay algo que te pueda interesar.
Abrazos chileno/daneses,

Ian.

TriniReina dijo...

Si es que hay empeños que...

Seguimos, Laura.

Besos

Angeles dijo...

Y a pesar de todo, emprendemos de nuevo el camino...con más ahínco si cabe.

Un placer leerte, Laura.
Te dejo mi abrazo

MAJECARMU dijo...

Laura,una vez más...te veo en esa lucha entre mente y corazón...Ahí nos encontramos compartiendo esa tarea interminable de abrir los sueños...La realidad acosando y ganando distancias,pero hemos de seguir ensayando vuelos.
Mi felicitación por tus bellas metáforas y sentires.
Mi abrazo grande,compañera de letras.
M.Jesús

Luna dijo...

Con convicción y fuerza. Así nos atrae la libertad...