2/3/13

Las prisas y las pausas



 ( Persistencia de la memoria, Dalí-1931)

Desde por la mañana
mi cuerpo lleva el sello de la prisa
marcando sus minutos
e impide que yo piense
en lo que realmente es importante.

Se suceden los días y no he ido
a visitar a Ernesto ni a mi abuela,
no he terminado el libro que descansa
burlándose de mí en mi mesilla;
la noche ahora es más corta.

Los poemas se agolpan en un caos
llenando mis cuadernos.
Algunos los he escrito tan deprisa
que apenas son legibles;
ya ni siquiera yo puedo entenderlos.

En el ordenador aún esperan
las fotos de dos años para hacerse
- siguiendo la costumbre de hace tanto-
papel en ese álbum que atesoro
con un orden perfecto.

El tiempo se detiene por sorpresa
trayendo los instantes que se han muerto
sin la oportunidad de haber vivido,
pintando en el ambiente las preguntas
que no he querido nunca responderme.

Siento que la vida me lleva a rastras;
sabiendo que a la vez, llevo la vida a cuestas.

14 comentarios:

Marcos Callau dijo...

A veces imagino que los relojes se pudieran doblegar como hacía Dalí, el tiempo a nuestro antojo. Pero el tiempo solo respeta, de vez en cuando, los versos. Besos, Laura.

Edurne dijo...

El tiempo s eha declarado como un garna enemigo (aunque a veces tambiñen sea nuestro aliado)... y nada podemos hacer, salvo seguir acumulando preguntas, versos en hojas olvidadas, fotos en pantallas sin fecha...

Me gusta que ese tiempo, esas prisas y esas pausas, te hayan dejado libre un rato!

Besotes compa!
;)

Rafael dijo...

Quizás todo es consecuencia de las prisas ó de la vida misma, que nos arrastra como un torbellino cada día.
Un abrazo en la tarde.

La Solateras dijo...

Esos tres versos finales resumen todo el poema, todo lo que sentimos los que te leemos, arrollados en este frenético torbellino que nos envuelve. Un poquito de calma, por favor, para mirar adentro.

Un besazo, Laura. Te quiero.

rubén lapuente dijo...

Yo cambié de trabajo para que no me pasara lo que a tí.
Un beso

Nines Díaz dijo...


Coincido con Ana, los tres versos finales tienen el poder de resumir maravillosamente la manera de envolvernos del tiempo.

Por fin he podido dejarte un comentario (lo he intentado desde otro ordenador y lo he conseguido).

Un abrazo muy fuerte, Laura.

Luna dijo...

La vida y sus tiempos, a veces un camino maravilloso, otras una carga pesada...

Saludos, Laura. Muchos.

Ts acróbata dijo...

Cuánta verdad en tus letras...

Llevamos una vida de locos
y para nada tenemos tiempo y eso que éste es infinito, no así nosotros.

Besos Laura.

Fina Tizón dijo...

Muy realista ese verso tuyo, querida Laura: "la vida nos lleva a rastras"

Vivimos en un mundo de vorágine constante, agotamos horas y días en un ir y venir que no deja tiempo al análisis, sea del tipo que sea, a la relajación mental, y cuando por fin lo conseguimos estamos demasiado agotados para pensar con claridad. Sería tan maravilloso poder llevar nosotros las riendas de nuestro tiempo...

Te envio un abrazo

Fina

Juanjo dijo...

El tiempo es un elemento etéreo que en mi opinión, no llegamos a entender hasta que no se acaba. Y lo entendemos por eso, porque cuando se acaba, ya no hay más.

A todos nos ha pasado alguna vez que mirando el calendario, hemos abierto los ojos como platos y hemos dicho: ¿ya?

Y mientras pensamos, si es que pensamos, en ello, las cosas se siguen amontonando en nuestra lista de pendientes, cosas que consideramos de un momento, sin prisas, las dejamos en pausa para que, cuando nos demos cuenta, veamos que la montaña que se nos ha acumulado, requiere deprisa, que abandonemos la pausa.

Si te sirve de consuelo, Laura, eso nos pasa a todos. Llevamos la vida a cuesta mientras ella nos lleva a rastras.

Un beso grande y feliz semana que comienza.

José Manuel dijo...

Hacemos de la vida una carrera de prisas y torbellinos, que ella misma nos arrastra y la convertimos en un autentico desmadre.

"No puede haber orden cuando hay mucha prisa." SENECA

Feliz semana
Besos

izara dijo...

Caminando junto al tiempo, todos somos niños.

Un saludo Laura.

carmen jiménez dijo...

Amiga mía, hay poemas que no pueden comentarse con palabras. Sólo puedo decir que gracias por encontrar ese tiempo en medio de la prisa para aliviar la nuestra.
Un beso enorme como tú.

TriniReina dijo...

Laura, hija, los has clavado.Has clavado mi estado de los últimos meses. Yo no diría que la vida me lleva a rastras, pero desde luego sí la llevo a cuestas y cada día pesa más.

Me encantó el poema y me duele el fondo

Besos