15/9/13

Teatros...

( Foto de la red)

¿Qué tal estás?
Bien
¿Qué te pasa?
 Nada

Comienza mi función cada mañana:
me pinto una sonrisa incuestionable,
dibujo algunos brillos en mis ojos
y calzo unos tacones.

Ensayo un caminar  de porte altivo,
con la pisada exacta en pasos firmes;
la espalda siempre recta  y disfrazada
de espalda de alto standing sin esquinas.

La voz, que no me tiemble:  es importante
dejar en los oídos sólo cosas
que nunca den lugar  a interrogantes.

Lo bueno de vivir  actualmente
en esta sociedad despreocupada
es que cada persona, allá en su ombligo,
tiene la meta última, por suerte.
Algunas veces tú haces que miras,
que buscas en mis ojos tu mirada...
pero se te distraen las intenciones
justo en ese momento en que me escondo.

A diario soy actriz. Probablemente,
solo una pieza más  de este teatro .


15 comentarios:

carmen jiménez dijo...

Una pieza indispensable para poder hacer la función.
Un beso desde el ombligo.

La Solateras dijo...

Cada día creces más, Laura. No quiero pensar a dónde puedes llegar. Estupendo poema. Un abrazo.

elisa lichazul dijo...

las sociedades humanas siempre han sido impersonales, solo condicionan a la masa quienes tienen el poder para sus beneficios

desde que decidimos asentarnos y dejar de ser nómades, hemos convivido con la escalonada y riguroso protocolo de clases

abrazos y buena semana LAURA

te dejo mi blog
http://seleccionesintimas.blogspot.com

Rosa dijo...

Eres una pieza importantísima en todos los lugares que habitas, porque tu ser ilumina cada estancia, aunque no lo veas.

Ya sé que me repito, pero no es mi culpa: Me ha encantado.

Un abrazo con sonrisa al natural

Manuel dijo...

Y un estupendo tratado de métrica y ritmo, no me cabe duda.

Un beso.

Fina Tizón dijo...

La vida es un gran teatro, sí. De vez en cuando todos nos disfrazamos para iniciar la función.

Un abrazo

Fina

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

No queda más remedio que interpretar, pero estoy seguro que sobre las tablas eres cojonuda.

un beso

Marisa dijo...

En este teatro
todos somos actores
interpretando
la vida.

Muy bueno LAURA.

Biquiños

Saudades8 dijo...

Un teatro en el que no nos gustan los coros, los grupos, todos queremos ser protagonistas, y lo somos, de nuestro propio destino.

Besos,

José Manuel dijo...

Cada uno es protagonista de su propia obra, la obra de su vida. Solo resta ver al final la acogida por parte del público.

Feliz día
Besos

Navegante Del Alma dijo...

Bellísimo, y sobre todo muy preciso (cosa que no habitualmente tienen las palabras que intentan una descripcion). Me atrapó en un comienzo la imagen siempre seductora de la preparación, luego el final contundente.
Saludos desde mi orilla.

Narci M. Ventanas dijo...

Como todos, Laura, como todos. Y suerte de aquellos que sois protagonistas o al menos actores y actrices en la obra, la mayoría hemos de conformarnos con ser parte del atrezo, y no es poco.

Besos

Gustavo Figueroa V. dijo...

Todos somos en mayor o menor grado comediantes del teatro de la vida y bien lo reflejas en tu genial poema.
Un abrazo.

Gizela dijo...

Es mejor ser actriz en la obra, y no simple espectador!!!
Cada día te haces más GIGANTE!!! POETA!!!!

BESOTESSSSS

Silvia G S dijo...

ENHORABUENA¡¡¡¡¡