7/11/13

Como ellos




 ( Foto de la red)


Como esa botella que se guarda sin sentido
mucho tiempo vacía en la nevera,

como ese traje incompleto al que hace tanto
le falta en la pareja la chaqueta,

como ese muñeco de la infancia
que acumula polvo en la mesilla,

como el perro fiel que no tenemos
por no tener el tiempo necesario,

como las zapatillas viejas que aún usamos
a pesar de estar llenas de agujeros...


esperas que al llegar a casa tarde,
yo también te esté esperando.


Y, a veces, por inercia, yo te espero.

                                                                              Febrero, 2013