1/2/14

Muertos en mi facebook


( Imagen de la red)


Van más de cuatro muertos en mi facebook,
que aún vivos virtuales son eternos.
No me hablan, no contestan mis mensajes...
mas sé que -de algún modo -me reciben.

Hay noches que me envuelve la morriña
y acudo como un clavo a aquellos muros
llenos de su palabra-  que aún vive-,
y muero yo también algo con ellos...

Hay veces que me empapo de sus fotos
que mienten y los hacen inmortales
mientras haya unos ojos que los miren
o una sola persona que los busque.

Algún día estaremos todos muertos,
vagando virtuales en silencio...
Los vivos estarán en minoría
y todo ya será inexplicable.


( Una curiosidad: Cementerio virtual en facebook . Acabo de descubrirlo)

18 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Bueno, no te preocupes, muchos todavia seguimos vivos aunque no escribamos mucho en el face book.
no te preocupes , mujer¡

Pero escribe a los vivos¡¡
Que sino se van a morir de verdad¡
Un beso.

Maruja dijo...

No te preocupes Laura, algunos de nosotros seguimos aquí y esperemos que sea por mucho tiempo. Un abrazo y feliz domingo.

carmen jiménez dijo...

Decir excelente poema de fondo y forma, me sabe a poco. Ayer mismo pensaba yo justamente en los muertos que nunca mueren.
Un abrazo con beso incluido amiga mía.

Gizela dijo...

Mejor versada, esa sensación, cuando vemos y leemos en virtualidad a los que partieron...¡imposible!
Face, blogs,paginas virtuales...

Besos poetiza!

Rafael dijo...

Has sabido dejar un toque de humor e ironía en tus letras y eso es bueno Laura.
Un abrazo y feliz fin de semana.

elisa lichazul dijo...

así es tal cual LAURA


yo soy una muerta que se acuerda de saludar en los cumpleaños jajaja

paso tarde mal y nunca por ese lado
tampoco comento textos ni poesías allá
para eso están los blogs

me encantó tu poema
abrazos y buen fin de semana

Saudades8 dijo...

Algunos que se fueron nunca mueren, están con nosotros porque nos dejaron su verdad, su pensamiento y allí están, en una biblioteca esperando que abramos su alma perdida entre las hojas de un libro, otros pasaremos y apenas nada dejaremos, no es tu caso.

Besos,

© José A. Socorro-Noray dijo...

Fina línea la que separa la vida de la muerte, incluso en Facebook. Algunos vivimos entre la sombra y el silencio, aunque parezcamos muertos vivientes. Besos.

Otto dijo...

que casualidad, acabo de llegar del tanatorio...de despedirme de alguien sencillamente excepcional, tienes razón, da la impresión de que los vivos somos minoría.

Un beso grande

José Manuel dijo...

Para que queremos muertos virtuales, dedica tu tiempo a los que permanecen vivos.

Besos

José Manuel dijo...

Para que queremos muertos virtuales, dedica tu tiempo a los que permanecen vivos.

Besos

anuar bolaños dijo...

Soy cuasi-alérgico a feisbuk.

TORO SALVAJE dijo...

Tantos muertos ya que no sé donde memorizarlos...

Besos.

Jerónimo dijo...

Bueno, Facebook y los sitios así no dejan de ser otra gran ciudad dentro del planeta y es lógico que también haya muertos y recien nacidos.
Nunca lo había pensado...
Y muy cierto también,los siete mil millones de vivos que habitamos el planeta somos un puñado de seres comparados con los miles y miles de millones que ya se fueron.

Interesante entrada, da que pensar...

Saludos.

Juanjo dijo...

Más que con el cementerio virtual, me quedo con la vida en el perfil de los fallecidos. A veces he pensando que la escritura sirve precisamente para eso, para dejar una huella cierta de nuestro paso por este mundo en el que ni siquiera viendo ejemplos ciertos de que es efímero, somos conscientes de nuestra fragilidad.

Aprender de la vida de los perfiles vivos de personas difuntas me parece una manera muy bonita de mantener una luz encendida.

Un beso grande Laura.

Nines Díaz Molinero dijo...


Tener a los ausentes vivos virtualmente, como dice tu poema, es una manera de traerlos al presente. Bonito poema, Laura.

Un beso.

Amando García Nuño dijo...

Bien, si me entierran en el face, ya me ahorro tanatorio y cementerio. Que la vida está muy dura, y hay que compensarlo con la muerte.
Esencia en endecasílabos, como es habitual en ti.
Abrazos, siempre

Anónimo dijo...

... pero antes de morir, los muertos estuvieron un día entre nosotros y fueron reales durante un tiempo. Peor que tener amigos muertos en "Facebook" es hacerse amigo virtual de alguien para llegar a la conclusión tras varios años que tal amigo jamás existió.