16/11/14

Me niego


(Foto de la red)
 
 
Me niego a permitir que la tristeza
me aplaste los futuros imposibles,
me niego a replegarme y ser sumisa,
a dejar que me esculpa mi destino.
 
Me niego a repetir que ya no puedo,
a llevarme las manos a los ojos,
a tocar mis riñones mientras pienso
que es hora de rendirse en la batalla.
 
 
Me niego a autonegarme ese derecho
a ser feliz que sé que me merezco,
a ser risa que esconde un libro negro,
a hacer de personaje en otra obra.
 
 
Me niego a compartir güisqui caduco,
a vivir con los pies ensangrentados,
a creer que la espina es necesaria
para apreciar la rosa. ¡¡Yo me niego!!
 
 
Me niego a renunciar a la esperanza.
 

12 comentarios:

Rafael dijo...

Haces bien tu protagonista en luchar y en no renunciar a su propia vida y felicidad.
Un abrazo en la tarde querida amiga.

María Socorro Luis dijo...

Bellísimo poema reivindicativo. Enérgico y decidido.

Contigo en todo y besos.

Edurne dijo...

Muy bien!
Yo también me niego!
Gracias por la fuerza de tus palabras.
Como siempre, un placer leerte!

Besos enormes, compi!
;)

Maruja dijo...

Muy bueno. Negarse a las cosa que no queremos es buscar el camino. Un beso amiga.

Saudades8 dijo...

Laura espero que la esperanza y la lucha por tu libertad, por tu derecho a la felicidad nunca se apague-

Besos,

Cielo dijo...

Y yo me niego a leer este poema
dos veces!!!

precioso.

enhorabuena!!!

Besines.

Maritza dijo...

Esta negación es VITAL, amiga querida!
Qué belleza nos has dejado...Maravillosa forma de expresar que nuestro ser aún late fuerte a pesar de cualquier empeñón por hacernos caer,y tiene mucho por ver y decir, por cantar y escribir. Hay mucho por besar y abrazar aún!. Hay mucho por qué luchar. Eso, siempre.

Mi abrazo inmenso, querida Laura!
Felicitaciones, y siempre bendiciones en tu camino.

Amando García Nuño dijo...

Dejaré aparte en esta ocasión tu probada destreza en el manejo del endecasílabo. Prefiero centrarme en que la belleza, incluso ese fleco de felicidad, sigue estando ahí. Los predicadores del apocalipsis no deben hacernos olvidar la belleza de un instante, un aroma, una mirada. Nuestra elección es la vida, la que reclama ser vivida.
Abrazos, siempre

José Manuel dijo...

Dejarse vencer por el desaliento y la tristeza es solo para personas que no tienen esperanza que mañana también saldrá el sol.

Besos

Marisa dijo...

Siempre en la lucha,
que no nos roben la esperanza.

Mil besos

nadie dijo...

con las sílabas justas, con el ritmo exacto

como eres tú

TORO SALVAJE dijo...

Yo renuncié hace tiempo.
Y acerté.