21/3/15

Ilusión óptica

( Imagen de la red)
 
 
Ayer te vi, o quizá vi tu reflejo.
Reías entre abrazos de ternura
y besos de calor bajo la lluvia.
 
Abrí los ojos bien, para mirarte:
quise saber si eras la que eras,
después de tanto palo inmerecido.
 
Por un momento quise que volvieras,
que fueras tú la de antes, la feliz
mujer de cuerpo ancho y alma entera.
 
En cuanto me acerqué, tú ya no estabas.
El vidrio de unos ojos me hizo heridas
y sentí sus agujas, frente a frente.
 
Me miraba la otra, la que un día
hirieron y no vive, sólo habita.

9 comentarios:

Rafael dijo...

Me suenan esa escena...
Un abrazo.

lichazul alqantar dijo...

el reflejo del espejo a veces lacera
pero el reflejo de la pupila nos salva
allí está la nena esa que fuimos

besitos y feliz día de la Poesía

josé ángel dijo...

Siempre hay una luz de nuestra esencia que cuidar, para ser fieles a nosotros mismos. Un abrazo.

Marinel dijo...

Un crudo poema...
Verse en el espejo tal y como se quiere ver una es difícil, hay que poner muchas ganas en ello para dejar que la o las otras, magulladas de heridas, no nos miren tan directamente que nos hagan olvidar la que también somos...
No sé si me he explicado bien, pero espero que entiendas lo que me ha hecho sentir tu profundo poema.
:)
Besos.

José Manuel dijo...

El reflejo en el espejo es solo una imagen, hay otra realidad más allá de él.

Besos

María Socorro Luis dijo...

Un buen poema, trascendente, para la reflexión.

Con mi abrazo siempre, poeta

Darilea dijo...

Tremendo no reconocerse.
Un besito :)

TORO SALVAJE dijo...

Vamos acumulando heridas sin descanso.
Mejor huir de los espejos.

Besos.

Gizela dijo...

¡Fuertes y bellos versos!!
A veces es mejor tapar ciertos espejos
y buscar en el alma, la que VIVE!

Besotessss Laurita!!