18/4/15

Crecen... (R)

( Imagen de la red)


Es la primera vez.

Te quedas mirando pensativo,
desde la puerta abierta aún,
cómo se aleja alegre y sola.

Tu niña, tu frágil princesa,
comienza a ser una mujercita,
cada vez más independiente;
le han nacido unas alas fuertes
casi sin darte cuenta.

La sigues con la vista
prolongando tu lazo con ella,
como si  pudieras partirte en dos,
y dejar que tu espíritu
camine a su lado para protegerla.

Ella no se vuelve.

La calle es amplia, enorme,
y queda mucho mundo
por descubrir, por explorar...

Mirar atrás sería
perder oportunidades.

Ella crece mientras camina sola ;
el vacío de su pequeña ausencia
también te hace crecer a ti.

Por eso procuras no aferrarte
a la nostalgia de su risa
y de sus brazos tiernos
y piensas que todo va bien,
-como debe ir -
 y que  la vida sigue.

9 comentarios:

Joaquín Galán (Jerónimo) dijo...

Así debe de ser,es ley de vida,aunque esas primeras salidas nos dejen a los padres con el miedo en el cuerpo.Pero no podemos ni queremos evitarlo,no sería justo ni lógico.

Interesante poema.

Saludos

Rafael dijo...

No es bueno aferrarse a la nostalgia y sin embargo lo hacemos sin darnos cuenta.
Un abrazo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La Libertad es ley de vida.


Un Abrazo.

Marisol blanquez alcalde dijo...

Bonito verso y la realidad bien reflwjada

Marinel dijo...

Ufff, cómo entiendo este poema en el que se trata de retener con lazos invisibles esa crecida de la niña, ese caminar directa hacia sus propia vida sin mirar atrás...
Quienes tenemos hijos, sabemos bien qué se siente, sí.
Me ha emocionado, de veras que sí.
Besos.

Juan Carlos Ortega dijo...

Entregar a los hijos a la vida a veces resulta difícil.

Una sonrisa.

Gizela dijo...

Ley de vida...
Crecen, sí!! Y de repente ni nos dimos cuenta , cuando tan rápido

Y cuanto miedo se siente, de que nada tuerce sus alas a la felicidad
Precioso poema !!!

Besossssssss

José Manuel dijo...

Entiendo lo que se siente, pero su libertad es nuestra preocupación, cuesta mucho romper el hilo que los retiene a nuestro lado.

Besos

María Socorro Luis dijo...


...y mas tarde ellos, sentirán lo mismo.

C'est la vie. Abrazo