29/8/16

A ti, mi torpe asesino

( Imagen de la red)
 

Te dedico este poema a ti, mi torpe asesino
que me diste puñaladas contra todo pronóstico
y no acertaste a desgarrar mis órganos vitales;
a ti, que mirabas mi sangre esparcida por el suelo
sin esbozar mueca alguna que mostrara sentimiento.

Te dedico este poema porque no soy rencorosa,
porque mamé desde niña, el perdón como bandera,
porque sé que si tú hundiste aquel puñal despiadado
no lo hiciste con maldad,  ni siquiera con consciencia,
es más, ahora alcanzo a pensar que era un puñal necesario
para hacerme crecer, para salvarme
de mi  peligrosa inocencia acechada impunemente
por los lobos de colmillos insaciables.

Te dedico este poema porque te debo mis garras,
lo afilado de mis uñas, mi mirada más helada
cuando llega el frío invierno, el estómago de hierro
cuando la memoria acosa, ese punto de locura
que hace que huyan los cobardes.

Porque te debo la vida -  la otra vida regalada
tras el homicidio imperfecto-, la esencia superviviente
que me nació de tus actos, te dedico este poema.

Y después de este regalo - en paz contigo y mis letras-,
perdona, pero no quiero jamás volver a mentarte:
de mi boca y de mis manos, te despido para siempre.

7 comentarios:

Rosana Marti dijo...

¡Cuán generosa eres! Menos mal que era torpe...mis felicitaciones por tan logrado escrito.

Besos y feliz semana.

Edurne dijo...

Perdonar siempre es mejor que vivir con rencor.
Ye ha quedado redondo este perdón. Podría servirnos para cualquiera, pues todos tenemos a quién dedicarle un poema así.
Y muy bueno, con las palabras justas y bien montadas.

Besos compi, y ánimo, que el jueves toca volver!
;)

Abuela Ciber dijo...

Los rencores son una pesada carga
Cariños

Sneyder C. dijo...

Muy duro debió de ser por la lectura del poema...Pero siempre hay un nuevo renacer para olvidar y comenzar una vida nueva.


Un cariñoso abrazo Laura

María Socorro Luis dijo...


Enhorabuena, Laurita.
Como dice Edurne, tu gran poema podía ser referencia y terapia para tanta gente...

Un aluvión de aplausos y de besos.

Edu dijo...

Lo que no nos mata, nos hace mas fuerte.

José Manuel dijo...

Saber recuperarse de las heridas del cuerpo y del alma, es volver a nacer denuevo y si es con más fuerza mejor.

Feliz día
Besos