15/7/18

Soy como soy

(Imagen tomada de la red)


Nunca supe venderme
o nunca quise. 

Creo en la transparencia
de una mirada,
en la caricia
de una palabra 
y en la sonrisa clara
como la Llave.

Creo en el Arte, 
en el poder del Arte
para desnudar almas
y crear vínculos;
para llenar vacíos
y vaciarse.

Creo en la magia 
de ese instante que une
para una eternidad.

Aprendí tarde
de mis errores:
tantas espinas duras
disfrazadas de vida.

De todos mis fracasos
nacieron alas:
atrevidas, rebeldes,
asilvestradas,
vírgenes por prudencia,
pero invencibles.



1 comentario:

Rafael dijo...

Pero tu protagonista es sincera y eso es lo importante, Laura.
Un abrazo en la tarde.