15/7/18

Soy como soy

(Imagen tomada de la red)


Nunca supe venderme
o nunca quise. 

Creo en la transparencia
de una mirada,
en la caricia
de una palabra 
y en la sonrisa clara
como la Llave.

Creo en el Arte, 
en el poder del Arte
para desnudar almas
y crear vínculos;
para llenar vacíos
y vaciarse.

Creo en la magia 
de ese instante que une
para una eternidad.

Aprendí tarde
de mis errores:
tantas espinas duras
disfrazadas de vida.

De todos mis fracasos
nacieron alas:
atrevidas, rebeldes,
asilvestradas,
vírgenes por prudencia,
pero invencibles.



4 comentarios:

Rafael dijo...

Pero tu protagonista es sincera y eso es lo importante, Laura.
Un abrazo en la tarde.

carmen jiménez dijo...

De los errores siempre se aprende tarde, si se aprende, que hay algunas que somos muy malas alumnas. Lo que sí es cierto es esa magia que une por la eternidad. Ganas de verte amiga. Muchas.

Jorge Torres Daudet dijo...

Laura, me gusta a pesar del pesar que expresas en el poema.
Y me encanta que "tengas alas"
Besos

Jorge Torres Daudet dijo...

Y, sobre todo, que seas como eres.