3/12/16

Niñas invisibles



Este poema es para todas las niñas
que sin haber podido ser niñas,
tampoco llegaron a ser mujeres.
 
 
A esas niñas que nacieron
en culturas adversas
con políticas injustas,
con leyes absurdas
y costumbres despiadadas;
 
a esas niñas que vieron la sombra
en países crueles
de ignorancia insensible,
de pecados estúpidos
y paciencia equivocada;
 
a esas niñas que se criaron
en familias enfermas
de varones perversos
y mujeres de hielo
a su vez maltratadas;
 
a esas niñas que se gestaron
en momentos oscuros
de rencor contenido
o en lugares siniestros
de siniestros pasados;
 
a esas niñas que no llegaron
a ser nunca mujeres
y que supieron del terror
desde que eran bebés;
 
a esas niñas que murieron
a manos de uno,
o de varios,
 o de muchos,
delante de nadie o de todos
sin que nadie alargara
una mano en su ayuda;
 
a esas niñas de las que nunca nadie
recordará su nombre,
ni siquiera el color de sus ojos
cuando el dolor ya no parecía
inmutarles el rostro;
 
a esas niñas que aún nacen en estas circunstancias
y que mueren invisibles en algún lugar,
que aunque suman millones,
no ocupan portadas;
 
a niñas que pude haber sido  yo
y no fui;
a esas niñas que podrían haber sido mis hijas
y no fueron...
 
Para que nadie olvide
que debemos seguir luchando
contra esta barbarie.

9/10/16

Esperanza

( Imagen de la red)



No dejaré que el
moho
se adueñe
del
 
 e
s
t
r
e
c
h
 ventOanal
 
   por el que
- t-e -j -o-
 
los
 
i
m
p
r
o
b
a
b
l
e
s
 
fu tu ros.
 
Que imposible
 
no sea
(posible)
 
siquiera con
                                                  palabras.

29/8/16

A ti, mi torpe asesino

( Imagen de la red)
 

Te dedico este poema a ti, mi torpe asesino
que me diste puñaladas contra todo pronóstico
y no acertaste a desgarrar mis órganos vitales;
a ti, que mirabas mi sangre esparcida por el suelo
sin esbozar mueca alguna que mostrara sentimiento.

Te dedico este poema porque no soy rencorosa,
porque mamé desde niña, el perdón como bandera,
porque sé que si tú hundiste aquel puñal despiadado
no lo hiciste con maldad,  ni siquiera con consciencia,
es más, ahora alcanzo a pensar que era un puñal necesario
para hacerme crecer, para salvarme
de mi  peligrosa inocencia acechada impunemente
por los lobos de colmillos insaciables.

Te dedico este poema porque te debo mis garras,
lo afilado de mis uñas, mi mirada más helada
cuando llega el frío invierno, el estómago de hierro
cuando la memoria acosa, ese punto de locura
que hace que huyan los cobardes.

Porque te debo la vida -  la otra vida regalada
tras el homicidio imperfecto-, la esencia superviviente
que me nació de tus actos, te dedico este poema.

Y después de este regalo - en paz contigo y mis letras-,
perdona, pero no quiero jamás volver a mentarte:
de mi boca y de mis manos, te despido para siempre.

16/8/16

Tu sonrisa ( R)



Sonríe, sonríe siempre.

Que tu sonrisa es magia
que cambia el mundo,
que tu sonrisa es aire
que rompe muros,
que tu sonrisa es agua
que aplaca el fuego,
que tu sonrisa es puente
que une futuros,
que tu sonrisa es nube
que llueve sueños,
que tu sonrisa es patria
de sentimientos,
que tu sonrisa es ave
que salva abismos,
que tu sonrisa es música
de son amigo,
que tu sonrisa es luna
cuando me pierdo,
y el abrazo y el beso
que damos tierno.

Sonríe, sonríe siempre.

Que nunca más tus labios
queden fruncidos,
que tu sonrisa es barco
de mi optimismo.
 
 
Junio, 2010
 

2/8/16

Crisis pre-menopáusica


 
Va pasando el tiempo y he cumplido cincuenta.
No es que me sienta vieja, es que envejezco
a causa de los golpes que me atesta la vida
que no son grandes golpes, pero son contundentes.

Vendí mi sonrisa en el teatro y ahora ya no sabe
ni siquiera fingirse cuando hace falta,
así que perdí el único arma que me convencía
para mi defensa propia y la de los míos.

Debería pensar en aquellas mujeres de la India
violadas por animales que se creen humanos,
o en temblor de una madre en Venezuela
que no puede comprar leche para su bebé.

Debería pensar quizá en esos niños de ojos grandes
en África, o en lo duro que es malmorir en Siria;
quizá debería pensar en aquellos a los que un terremoto
dejó sin nada, sin apenas lo puesto, sin recursos.

Debería visitar alguna residencia y dar la mano a un anciano
al que nadie visita, o hacer de un hospital mi vivienda por años
mientras veo mi cuerpo caminar al abismo.

Debería saber lo que es que te maten el futuro de improviso,
que te claven el puñal cuando menos lo esperas,
que te sieguen la esperanza de un plumazo
y con ella tu historia para siempre.

Debería meterme en la piel de que arriesga en patera su vida
o colarme en la cárcel más inhumana siendo inocente.

Y sentirme pequeña por las pequeñas cosas que hoy me hunden.

31/7/16

Para mi " Fred"

                          

¡ Ay, Fred!
Quiero ser tu Elsa para siempre.
Y sembrarte la risa,
y dejar encendidas las luces
de  mi alma toda la noche
cuando te asuste la oscuridad
que entra sin llamar.

¡ Ay, Fred!
Apoyar mi cabeza en tu hombro
y latirnos. Latirnos al tiempo,
compartir taquicardias
o paisajes relajantes
de barcas y flores.

¡ Ay, Fred!
Aunque yo nunca mienta
y -como siempre - sí imagine,
quiero vestirte con mariposas
esos cuadrados perfectos
que forma tu cabeza hoy.

Y reírnos. Reírnos de todo.
Burlar al dolor y a la ausencia
y, con manos enlazadas,
amanecernos arrugados,
pero calentitos cada día.
 

                                                                                                                         17.10.10